Durante los últimos días ha sido público y evidente el intento del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, por afectar los resultados de las recientes elecciones, sin embargo al parecer ha utilizado recursos públicos para solventar viajes y estancias, además de que ha evadido sus responsabilidades como mandatario estatal, y es por esta razón que legisladores buscan promover un juicio político en su contra.

Además de esta acción legal, ya se presentó una queja ante el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), debido a la violación que sus acciones representan en contra de los principios de equidad y neutralidad, debido a la intervención del gobernador en favor de un candidato y al uso de recursos públicos, humanos y materiales para realizar esta labor, informó David Ochoa, representante de Morena ante los Institutos Electorales, quien indicó que además se le señala de inmiscuirse en asuntos jurisdiccionales que tienen como fin ejercer presión sobre los tribunales para alterar los resultados de las elecciones.

Por su parte, Carlos Torres Piña, vocero del equipo de transición, indicó que el irresponsable comportamiento del aún gobernador ya está afectando a la ciudadanía, porque “finalmente es su voz la que está dañando la imagen y relación comercial de Michoacán con Estados Unidos; esto, sumado a que se está gastando el dinero público y evadiendo sus responsabilidades como gobernador”.

El la indebida intromisión de Aureoles en las elecciones también fue señalada por el diputado por Morena Hirepan Maya Martínez, al haber intentado favorecer a Carlos Herrera Tello del PRD, por lo cual es procedente el juicio político.

“El gobernador está metiendo las manos en el proceso electoral, más que cualquier otro personaje político en el país”, afirmó la coordinadora de la bancada de Morena en el Congreso del Estado, Zenaida Salvador.

Con información de La Jornada