Molesto por preguntas sobre vínculos con ‘El June’; Samuel García corta conferencia de prensa (VIDEO)

El candidato por Movimiento Ciudadano para la gubernatura de Nuevo León, Samuel García, dejó las bromas y las risas, cuando en conferencia de prensa, los reporteros lo cuestionaron por los vínculos de su familia con el narcotráfico y con el exlíder del Cártel del Golfo, ‘El June’.

Tras ser cuestionado por prensa local, el candidato emecista, terminó abruptamente la conferencia de prensa, visiblemente malhumorado por las preguntas incómodas que se negó a responder.

Esta mañana, Samuel García tuvo un elegante evento en Cintermex, en el que frente a sus seguidores y en presidencia del dirigente nacional de su partido, Clemente Castañeda, expuso su plataforma de gobierno.

De acuerdo con Proceso, el joven abanderado de Movimiento Ciudadano, estuvo durante 45 minutos frente unas 100 personas, a las que les habló de la forma en que gobernará el estado si el voto lo favorece en las elecciones del 6 de junio.

Además, repartió entre los presentes, libros con el plan de nueve ejes estratégicos y, al final, durante unos 20 minutos, se tomó selfies con los presentes con los que bromeaba, sonreía e intercambiaba abrazos y palmadas en la espalda.

Pero faltaban los medios.

Cabe resaltar que Samuel García no había dado una conferencia de prensa desde que, el viernes pasado, que su adversario político, Adrián de la Garza, candidato del PRI-PRD, publicó un video grabado en 1996, cuando el pequeño Samuel, entonces de 9 años, departía con el famoso narcotraficante Gilberto García Mena “El June”, actualmente detenido, quien es primo hermano de su padre Samuel García Mascorro.

Samuel García estuvo acompañado en la rueda de prensa por el dirigente estatal de MC y el dirigente nacional, que fue quien primero tomó la palabra para afirmar que el presidente López Obrador tiene metidas las manos en Nuevo León y en Jalisco, pues son los estados donde Movimiento Ciudadano reporta avances mayores.

De igual forma, Clemente Castañeda se lanzó contra el candidato del PRI, y señaló que se impulsa una impulsa una guerra sucia contra Samuel, “a quien ve como su rival a vencer”.

“El PRI está haciendo gala en Nuevo León de la guerra sucia. Se están comportando como lo que son: unos vulgares matones, delincuentes que están dispuestos a generar cualquier dato, mentira, información distorsionada para saciar sus ambiciones de poder”, dijo.

El dirigente nacional de Movimiento Ciudadano dijo que “todo eran inventos y calumnias lanzadas por los tricolores”, precisamente cuando la campaña de Samuel viene en ascenso. Y le reiteró su respaldo.

Finalmente, las preguntas se enfilaron en Samuel quien, quien se veía incomodo; y dijo que se abstendría de contrademandar a De la Garza Santos, pero que aportaría toda la información que le pidiera cualquier autoridad.

“Qué lástima que en vez de hablar del plan (de gobierno) tengamos que hablar de esto, pero con gusto damos la cara”, dijo.

Dijo además, que no caería en el juego de De la Garza, que está “desesperado” porque ya ha sido rebasado en los sondeos de opinión.

La pregunta siguiente fue sobre el trabajador del despacho de la familia quien, según exhibió De la Garza, había dado por lo menos dos cheques de 100 mil pesos cada uno, a la cuñada del “June”. El cuestionamiento directo fue: ¿Su familia mantiene o no relación con la familia del capo?

García Sepúlveda eludió responder y, en cambio, acusó a los medios de ser recaderos del priista: “No vamos a caer en esta guerra de Adrián, de mandar pedir a los medios que le pregunten a Samuel, porque no hay absolutamente nada. Yo no hice ningún pago. Desde la vez pasada en el Senado reconocí que existía (el parentesco) y que no había relación, y no vamos a caer en la dinámica de que el PRI dicte la agenda, ni dicten los medios lo que pueden o no ir a plantearle a un senador”.

Se le reiteró que explicara la relación del trabajador del despacho, de nombre Enrique González Palomares, con la familia de García Mena.

En respuesta, Samuel, con voz fría y apacible, aunque visiblemente molesto, dio por terminada la conferencia: “De nuevo, no es por mala onda pero, jamás, como Adrián, voy a ir a pelear con ustedes. Pero no puedo permitir que mi campaña política la dicte Adrián, y que él venga a plantear preguntas desde su búnker. Con todo respeto les digo estoy abierto a todas las autoridades y a todos los requerimientos que nos hagan. No hay nada qué esconder. Muchas gracias”.

A pesar que los reporteros le aseguraron Los reporteros que no eran enviados de nadie, Samuel se rehusó a responder las preguntas.

El medio que asistió a la conferencia, aseguró que el encargado de prensa de Samuel, Alejandro Silva, se quedó también desconcertado, haciendo gestos y se encogía los hombros cuando los comunicadores le preguntaban por qué el joven candidato, “siempre alegre, de pronto se había enfadado por preguntas que debía responder”.

Con información de Proceso