Michelle Obama pide bloqueo definitivo para Trump en redes sociales

Demostrando desconfianza en las instituciones norteamericanas y concediendo facultades indebidas a las plataformas de tecnología y redes sociales, la ex primer dama de Estados Unidos, Michelle Obama apoya la censura contra Donald Trump, presidente constitucional de el vecino país tras los tuits y publicaciones que le fueron borrados y le fue aplicado un bloqueo temporal.
La esposa del señor Obama pide bloqueo definitivo para Trump, sin considerar que ese poder para los privados se le puede revertir en cualquier momento, si así lo consideran esos empresarios.

En lugar de intentar calmar los ánimos atendiendo las causas de la evidente polarización que llevaron a los eventos recientes en el Capitolio, Michelle Obama toma el fácil camino de solicitar a las empresas de Silicon Valley que “dejen de permitir el comportamiento monstruoso” de Donald Trump, con un bloqueo permanente.

Sentando un peligroso precedente, Michelle Obama expresa que “es el momento de que las compañías de Silicon Valley dejen de permitir este comportamiento monstruoso y van más allá y bloqueen permanentemente a este hombre de sus plataformas, además de poner en marcha políticas para impedir que la tecnología se use por los líderes del país para alimentar la insurrección”.

Ignorando las preferencias políticas de casi la mitad de la población, Obama pidió a los simpatizantes de Trump que votaron por él y lo apoyaron por años que denuncien el actuar de los sujetos que irrumpieron en el Capitolio, acusando al presidente de “estar dispuesto a quemar nuestra democracia por su ego”.

A continuación, la ex primera dama acude a los lugares comunes: “Sólo sé que este es un momento para el patriotismo verdadero. Es hora de que aquellos que votaron por este presidente (Donald Trump) vean la realidad de lo que apoyaron, y denuncien públicamente sus actos y las acciones de la turba”.

Michelle Obama también cuestionó el actuar de las autoridades en contra de los manifestantes que entraron al Capitolio y generaron disturbios, sugiriendo que si estos sujetos tuvieran otro color de piel el resultado de las acciones en su contra hubiera sido muy diferente.

La ex primera dama recordó que protestas pacíficas como las de Black Lives Matter fueron reprimidas con fuerza y arrestos, contrariamente a lo ocurrido en el caso del Capitolio, donde gran parte de los participante salieron sin ser detenidos.

“¿Y si estos protestantes se vieran cómo la gente que va a la iglesia bautista de Ebenezer todos los domingos?¿Qué hubiera sido diferentes? Todos sabemos la respuesta. Las protestas de Black Lives Matter fueron pacíficas (…) y sin embargo, en cada ciudad se enfrentaron con la fuerza bruta, arrestos en más y gas pimienta de las autoridades”, expresó Obama.