Durante la marcha para rememorar la represión gubernamental del 2 de octubre de 1968, en contra de los estudiantes, misma que se realiza cada año en esta fecha y que tradicionalmente termina en el Zócalo de la Ciudad de México, fue rechazada con abucheos la presencia de la columnista de política Denise Dresser, por lo que se tuvo que retirar del lugar.

La comentarista, que participa en el noticiero de Carmen Aristegui, se presentó para acompañar a un puñado de personas que dijeron ser madres que buscaban desaparecidos, pero al ser reconocida por los manifestantes, de inmediato fue cuestionada su participación, pues no formaba parte del contingente ni tampoco era madre de personas desaparecidas y, debido a las posturas que ha expresado antes, los manifestantes consideraron hasta ofensiva su presencia.

Finalmente, Dresser se tuvo que retirar del evento, entre gritos de ¡Fuera Dresser! y ¡Fuera Televisa! mientras intentaba hacer declaraciones a la prensa, que fueron opacadas por el estruendoso rechazo recibido por los manifestantes.

De esta manera fracasó un intento más de Denise Dresser para apropiarse de otra protesta legítima, tal como lo hizo anteriormente durante las manifestaciones feministas y algunas más.

Advertisement