SinLineaMX - Live

Al hablar durante la conferencia mañanera sobre el linchamiento mediático de que está siendo objeto su gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que que en la investigación de WikiLeaks se dio a conocer los nombres de distintos agentes del Gobierno estadounidense donde figuró el nombre de Denise Dresser, quien acudía a la Embajada americana para informar.

Y es que para nadie es un secreto la afinidad de la comentarista, que continuamente presenta Carmen Aristegui en su programa, tiene con los norteamericanos y su cultura, y por consiguiente, su profundo desprecio por sus raíces mexicanas.

El mandatario también recordó que la “investigación” que presentó y con tanto ahínco defendió, Carlos Loret de Mola, fue realizada por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que ahora se encuentra bajo el mando de María Amparo Casar, pero que fundó y financia Claudio X. González, viejo opositor de López Obrador.

El titular del Ejecutivo recordó que Claudio X. González padre invirtió sus propios recursos para impedir que López Obrador llegara a la presidencia, fondeando una furiosa campaña mediática en su contra, rememorando que incluso el empresario le señaló expresamente que si “yo ganaba, no descartaban la posibilidad de actuar como en 1973, con el golpe en Chile, encabezado por Augusto Pinochet”, mientras que, por su parte, Claudio X. González, el hijo, aportó recursos para financiar, durante la campaña para las elecciones presidenciales de 2018, hasta una serie que nunca llegó a transmitirse.

Cuando Claudio X. González decidió por fin formar parte activa de la oposición y trabajar para aglutinar a los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) en una sola fuerza política, dejó a cargo de su organización a María Amparo Casar, quien participó al lado de Santiago Creel en la Secretaría de Gobernación (Segob), durante la administración del panista Vicente Fox.

El Presidente agregó que Casar, quien pertenece al grupo de Héctor Aguilar Camín, ampliamente beneficiado con recursos del erario en administraciones anteriores, continúa recibiendo financiamiento de los Estados Unidos para intentar erosionar la imagen del mandatario mexicano, pero eso es algo que siempre ha ocurrido y no sólo en México, sino en toda América Latina.

“Son los mismos que hemos enfrentado desde hace mucho tiempo”, finalizó el Presiente López Obrador.