SinLineaMX - Live

A pesar de los múltiples señalamientos sobre la parcialidad con que actuó el Instituto Nacional Electoral (INE), especialmente por parte del consejero presidente, Lorenzo Córdova, y del consejero Ciro Murayama, mismos que Córdova califica como “ataques”, el consejero presidente aseguró, al decretar el cierre del proceso de revocación de mandato, que el INE “se mantuvo independiente, autónomo, imparcial y confiable por lo que hay mucho INE para rato, le pese a quien le pese”.

“El INE demostró con la revocación de mandato que es una institución autónoma, independiente que por más amenazas que reciba es capaz de seguir siendo un árbitro imparcial y confiable para la inmensa mayoría de la sociedad mexicana. Los trabajos de hoy que pasan a la cancha del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que demuestran que hay mucho INE, y que le pese a quien le pese, hay mucho INE para rato”, expresó Córdova.

De acuerdo al INE, 16 millones 502 mil 636 personas participaron en el ejercicio democrático de consulta popular para la revocación de mandato, de las cuales 15 millones 159 mil 623 votaron para que el Presidente Andrés Manuel López Obrador continúe su mandato, lo cual representa el 91.86 por ciento de los que acudieron a ejercer su derecho, contrastando con el 6.44 por ciento que optaron por solicitar que se revocara el mandato.

Sorteando todo tipo de dificultades impuestas por el INE, tales como extrema falta de difusión, cambios de última hora, casillas en lugares recónditos y una constante persecución contra todo aquel que difundiera la consulta, la población salió a ejercer su derecho a decidir, tomando así las riendas del país en sus manos.

Sin embargo, Córdova insistió en adjudicarse el éxito de este proceso pues, en su opinión, se llevó a cabo pese a lo que él califica como “boicot”, asegurando que, gracias al INE, “después de la jornada de ayer, el país sigue en paz”.

Ahora toca al Consejo General votar el proyecto de cierre del proceso, los resultados obtenidos y enviarlo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para su calificación. Sin embargo, Córdova amaga con incluir sus muy particulares impresiones al detallar “los pormenores” del ejercicio, tales como las resoluciones jurídicas, la falta de presupuesto, el retraso de más de 400 días para que el Congreso emitiera la ley, las irregularidades en la recolección de firmas.

Por su parte, la consejera Dania Ravel aseguró que el INE cumplió con todos sus compromisos y deberes constitucionales y lamentó lo que ella considera una violación sistemática e histórica en un proceso democrático.

“Una sistemática transgresión principalmente por difusión de propaganda gubernamental, todas y todos fuimos testigos de cómo funcionarias y funcionarios públicos, a pesar de conocer la ley decidieron no apegarse a ellas y ensombrecieron la promoción neutral y objetiva del Instituto Nacional Electoral”, dijo.

El Consejo General aprobó por unanimidad los resultados que serán remitidos al TEPJF y se le notificarán al presidente Andrés Manuel López Obrador.