Licencia para matar en Bolivia: Jeanine Áñez exime a militares de “responsabilidad penal” por represión

En Bolivia no pintan las cosas bien, de hecho no se ve que vaya a mejorar; pues ahora la Presidenta “interina” de Bolivia, Jeanine Áñez, ha firmado un decreto en dónde exime a integrantes de las Fuerzas Armadas por responsabilidades penales que pudieran alcanzarlos en el ejercicio de la represión contra los ciudadanos

El decreto que fue firmado el día ayer por la autoproclamada presidenta Jeaninez Añez y que se dio a conocer en redes sociales, establece que “El personal de las FF.AA. que participe en los operativos para el restablecimiento del orden interno estará exento de responsabilidad penal”.

“El personal de las Fuerzas Armadas, que participe en los operativos para el restablecimiento del orden y estabilidad pública, estará exento de responsabilidad penal cuando en cumplimiento de sus funciones constitucionales, actúen en legítima defensa o estado de necesidad”, estableció el decreto conocido en las últimas horas pero que cuenta con fecha del viernes 15 de noviembre.

¿Qué quiere decir esto?
Que el nuevo gobierno boliviano, está siendo rebasado por las protestas y ahora ante el aumento de las manifestaciones, aumenta su autoritarismo y elimina las garantías con que cuentan los ciudadanos en un estado de derecho.
En la práctica significa otorgarle a los militares de ese país una licencia para matar.

Dicho documento que se ha hecho viral en redes sociales dice así:

“Las Fuerzas Armadas deberán enmarcar sus actuaciones conforme lo establece el Manual del Uso de la Fuerza aprobado, pudiendo hacer uso de todos los medios disponibles que sean proporcionales al riesgo de los operativos”, lo que traducido significa que las fuerzas de seguridad tienen autorización para contrarrestar las manifestaciones con armas de fuego.

Además, el decreto aclara que “todas las organizaciones e instituciones públicas y privadas del estado, de acuerdo a las necesidades, deben prestar el apoyo requerido a las Fuerzas Militares y Policiales”.

Luego de que se dio a conocer este decreto emitido por las nuevas autoridades de Bolivia, la Comisión Internacional de Derecho Humanos ha
condenado esta violación a la libre manifestación y derechos internacionales de DDHH.

El grave decreto de Bolivia desconoce los estándares internacionales de DDHH y por su estilo estimula la represión violenta. Los alcances de este tipo de decretos contravienen la obligación de los Estados de investigar, procesar, juzgar y sancionar las violaciones de

Miles de manifestantes a favor de Evo Morales, han sido reprimidos por la Policía y el Ejército de Bolivia.

Con información de Agencia Nova