Legisladores de EU se quejan con Trump por política de AMLO de dar prioridad a CFE y PEMEX

Más de 40 legisladores de Estados Unidos enviaron una carta al presidente Donald Trump expresando su ‘preocupación’ de que el gobierno mexicano limite el acceso a empresas estadounidenses de energía.

De acuerdo con La Jornada, los legisladores texanos están pidiendo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a hallar una resolución para que el gobierno mexicano brinde certidumbre y certeza a inversiones de firmas estadunidenses en el sector energético, pues consideraron que las acciones de las autoridades mexicanas “amenazan” sus inversiones y violan el espíritu del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Estos esfuerzos violan y contradicen el espíritu, si no la letra, del T-MEC, acuerdo entre cuyos principales objetivos se encuentra promover el crecimiento entre los países participantes (…). Nos preocupa profundamente que estas acciones demuestren un patrón de obstrucción”, dice la misiva.

Los legisladores estadounidenses se quejan sobre el trato preferencial que el gobierno mexicano está dando a la petrolera nacional Pemex y aseguran que las últimas medidas en el sector ‘violan’ el espíritu del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Informes recientes indican que el gobierno mexicano está brindando un trato regulatorio preferencial a Petróleos Mexicanos (Pemex) y retrasando o cancelando los permisos absolutos para las empresas energéticas estadounidenses”, se lee en un documento con fecha de ayer jueves y firmado por 43 congresistas de Estados Unidos.

Para nadie es desconocido que desde el inicio de su administración, el Presidente López Obrador ha emprendido una serie de acciones para devolver a la CFE y a Pemex su protagonismo en el mercado.

Los congresistas de EU reprocharon la puesta en marcha de estas acciones. Entre las que se encuentran: el memorándum que hace unos meses envío el presidente a los reguladores para favorecer a Pemex y CFE haciendo uso del marco jurídico actual y los planes de Morena para enviar algunas reformas que modifiquen el marco jurídico actual del sector.

Por lo que piden al presidente Donald Trump a encontrar una solución que proteja las inversiones que empresas estadounidenses hicieron en territorio mexicano tras la apertura del mercado energético.

Cabe señalar que esta no es la primera vez que un gobierno extranjero critica las medidas que ha emprendido la administración federal en el sector.

En mayo pasado los gobiernos de Canadá y de algunos países de la Unión Europea enviaron una carta a Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía, en la que muestran su ‘preocupación’ por los cambios regulatorios hechos en el mercado eléctrico, que dificulta la operación de empresas de energía renovable.

Tras las inundaciones en Tabasco, el Presidente López Obrador señaló que el sistema eléctrico nacional dará prioridad a la energía generada en plantas hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por encima de las centrales de empresas privadas, mediante un decreto del poder ejecutivo. Por lo que se anunció que se implementará un nuevo modelo de manejo de presas.

“Se despachará de manera prioritaria y permanente la energía generada por las centrales hidroeléctricas de la CFE por parte del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), sobre la generación privada”, aseguró la empresa estatal en un comunicado.

En ese mismo sentido, Rocío Nahle, titular de Secretaría de Energía (Sener), dijo en una entrevista radiofónica, que una reforma energética solo se dará si la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decide que el ordenamiento en el mercado eléctrico es de interés económico y no público como alega la administración federal.

Esta misma semana, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la suspensión indefinida de la política eléctrica de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, controversia constitucional interpuesta por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) el 22 de junio de este año.

Luego que la Corte confirmó la suspensión del decreto emitido por la Secretaria Rocío Nahle, que modifica las reglas para que nuevas plantas privadas de energía renovable se conecten al Sistema Eléctrico Nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que si es necesario planteará una reforma constitucional para defender el interés público.

Las reacciones

Por su parte, senadores del Partido Acción Nacional mostraron su preocupación sobre la carta de los legisladores estadounidenses y alertaron sobre los ‘caprichos’ de MORENA, asegurando que se pone ‘en riesgo’ el T-Mec para beneficiar a las empresas nacionales CFE y PEMEX.
¿A dónde quiere llegar Morena imponiendo sus caprichos? Poner en riesgo el T-MEC para beneficiar sus empresas prodigio. Aseguran que el #DecretoNahle, va por encima de la ley.


Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Senado, respondió este viernes que no se vulnera el contenido del tratado.

“México no está vulnerando el contenido del T-MEC, lo que ratificamos fue muy claro en materia energética; la soberanía está a salvo, y a través de la razón y el entendimiento demostraremos que estamos cumpliendo nuestros compromisos comerciales”, escribió el senador en Twitter.