La actividad económica de México avanzó 1.8% anual durante abril, alentada principalmente por el desempeño de las actividades secundarias (manufactureras), según la estimación oportuna realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por sectores, las actividades secundarias crecieron a una tasa anual de 2.5% y las terciarias 1.4% a tasa anual. A tasa mensual, el Inegi estima un crecimiento de 0.5% de las actividades secundarias o de manufacturas, y de 0.4% en el sector terciario o de servicios.

El Indicador Oportuno de Actividad Económica (IOAE) estima que, en abril, la economía de México creció 0.4% mensual, una tasa menor a la estimada para el mes de marzo, de 1.1%. Si se concretan estas estimaciones, el Indicador Global de Actividad Económica acumularía seis meses de crecimiento consecutivos.

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) estima anticipadamente el desempeño de la economía antes de la publicación del índice general IGAE, un referencial del PIB mensual, lo que podría confirmar el crecimiento económico de México en un nivel cercano al 1.9% anualizado para el cierre del cuarto mes del año.

Esto se da en un escenario sumamente complicado de la economía mundial, en el que las cadenas de suministro se encuentran afectadas por la pandemia y por el conflicto entre la OTAN y Rusia que provoca niveles de inflación por encima de cualquier escenario proyectado.

Cabe señalar que el pronóstico de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público apunta hacia un crecimiento anual mínimo de 2.5% para este año, en caso de que no se presente nuevamente la importación de una situación similar a las que hemos sufrido durante los últimos dos años.

Con información de Expansión