Luego de que la jueza Karla María Macías Lovera, quien pertenece al Juzgado Noveno de Distrito del Estado de Guanajuato decidiera poner freno al traslado de la Guardia Nacional (GN), a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), como lo ordena el mandato constitucional aprobado por el Congreso de la República, el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja, se refirió al caso, durante la conferencia mañanera de este jueves.

“Está el caso de la juez Karla María Macías Lovera del Juzgado Noveno de Distrito del Estado de Guanajuato, con sede en Irapuato, quien en un primer momento había suspendido provisionalmente el decreto que transfiere el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional, que fue una reforma del Poder Legislativo”, explicó Mejía Berdeja.

“Esta juez se excede en sus facultades porque plantear la contradicción entre una ley de carácter general y la Constitución política en términos del artículo 105 de la Constitución sólo le corresponde a la Suprema Corte de Justicia. Y esta juez, en un primer momento decretó la suspensión de un decreto mandado del poder legislativo, pues bien, esta resolución fue impugnada ante un tribunal colegiado y quedó sin efecto la suspensión provisional”, agregó.

Sin embargo y pese a que fue revocada esta suspensión, la jueza Macías Lovera dictó una nueva resolución que suspende definitivamente la transferencia de la Guardia Nacional a la Sedena.

“Esta resolución, a todas luces inconstitucional, ya fue recurrida nuevamente por el Ejecutivo federal porque se excede la juez y está generando efectos suspensivos sobre un decreto del Congreso de la Unión. Sí lo queremos hacer del dominio público porque este tipo de resoluciones afectan la seguridad pública y además esta jueza se está excediendo en sus facultades, tenemos confianza en que el tribunal colegiado revoque esta nueva suspensión decretada por esta jueves, pero si se considera que son parte de las acciones que generan impunidad en el país”, concluyó.

Al respecto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que las Fuerzas Armadas sí van a estar en el Estado, “no los vamos a dejar en estado de indefensión”, al tiempo que criticó a la legislatura local por haber rechazado la reforma a la Ley de Seguridad que permite al Ejército y la Marina apoyar en labores de seguridad pública.

“Miren a Guanajuato, ahí donde votaron para que las Fuerzas Armadas no participen en tareas de seguridad. Una cosa son los jefes políticos de ultraderecha y otra el pueblo de Guanajuato”, dijo.