Fuerza por México está a punto de perder el registro como partido político, sin embargo ahora tiene otro problema en puerta, pues resulta que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) emplazó al partido a devolver en un plazo de cinco días hábiles un monto de 33.9 millones de pesos que gastó sin autorización del interventor a su cargo.

Además, se acordó dar vista a las autoridades competentes, para que determinen en qué tipo de irregularidades cayó Fuerza por México.

Autoridades del INE señalaron que aunque el proceso de perder el registro está en curso, no se ve “la necesidad de que sigan contando con recursos cuando ya no tienen que mantener ninguna estructura”.

“Al no haber alcanzado el 3% de votaciones en las elecciones pasadas, razón por la cual está en proceso de perder su registro, el partido no tenía derecho a utilizar los recursos públicos”.

De acuerdo con Expansión, los consejeros del INE determinaron este viernes que se deberá mancomunar las cuentas bancarias del partido para incluir la firma del interventor, con miras a evitar que siga usando los recursos públicos que se le otorgaron.

Con información de Revolución 3.0