SinLineaMX - Live

Como parte del Plan Nacional de Refinación para alcanzar la soberanía energética, este viernes primero de julio de 2022, el Presidente Andrés Manuel López Obrador cortó el listón para dar por iniciadas las operaciones en la Refinería Olmeca, también conocida como “Dos Bocas”, en Paraíso, Tabasco, con lo que comienza la etapa de pruebas del complejo petrolero que, asegura el mandatario, estará funcionando plenamente el próximo 2023.

Durante el evento, el titular del Ejecutivo Federal estuvo acompañado de su esposa, la Doctora Beatriz Gutiérrez Müller, la Secretaria de Energía, Rocío Nahle y el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Oropeza, entre otros miembros del gabinete federal.

“Ya estamos en la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco. Ya es un sueño convertido en realidad. Está Octavio Romero Oropeza, director de Pemex; el Almirante Ojeda, Secretario de Marina; la Secretaria de Energía, Rocío Nahle; el Secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O; y el General Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval González. Ya se inician los trabajos de prueba, para que empiece a funcionar todo el conjunto”, dijo el Jefe del Ejecutivo durante el evento.

El Presidente reiteró que la Refinería Olmeca tiene una capacidad de procesamiento para 340 mil barriles de petróleo diarios, lo que corresponde a casi el 30 por ciento de las necesidades de nuestro país, y que “quiero subrayar de que este fue el mejor sitio porque ya esta es una terminal de Pemex. Aquí llega todo el petróleo de tierra y de agua somera de Tabasco y de Campeche. Aquí llegan un millón de barriles diarios. Se cuenta con la materia prima, no se tuvo que hacer una infraestructura especial. Imagínense, en cualquier otro lugar tendría que hacer oleoductos para abastecer a la refinería”, expresó.

“Esta es una terminal marítima, la más importante de México. Para tener una idea, estamos ahorita extrayendo poco más de un millón 700 mil barriles diarios de crudo y aquí llegan un millón. No le va a faltar materia prima a la refinería”, agregó.

López Obrador recordó que, desde la construcción de la refinería en Salina Cruz en 1979, hace más de 40 años, no se había agregado ningún otro complejo petrolero a los bienes de la Nación, “vendíamos petróleo crudo y comprábamos gasolina. Eso es lo que ahora se está cambiando, es una reconversión, un viraje. Ya vamos a procesar toda nuestra materia prima para producir las gasolinas y el diésel. Y esto, además de que significa empleos, significa también el ser independientes. Hay una crisis energética que se está padeciendo ahora, pues tenemos nuestra gasolina, tenemos nuestro diésel y podemos conservar los precios para beneficio de los mexicanos, de la industria y de los consumidores”, dijo.

Con la recién adquirida refinería en Deer Park, las coquizadoras en construcción en Hidalgo y Oaxaca y las seis refinerías en rehabilitación ubicadas en Madero (construida en 1914), Salamanca (construida en 1950), Minatitlán ( en 1956), Tula (1976), Cadereyta (1976) y Salina Cruz (1979), avanza la estrategia para la soberanía energética planteada por la actual administración en el Plan Nacional de Refinación.

“Es un orgullo decir, aunque no les gusta a muchos, que es más barata la gasolina hoy día en México que en Estados Unidos y mucho más barata, casi cuesta la mitad, que lo que vale la gasolina en Europa. Y esto porque desde que llegamos estamos rehabilitando las refinerías. El año que viene, todavía es hasta el año que viene, pero sí vamos a cumplir con la meta de ser autosuficientes”, dijo el Presidente López Obrador al concluir la ceremonia de inauguración de las operaciones en la Refinería Olmeca.