Hombres policías reciben a sus compañeras con aplausos, luego de los enfrentamientos con feministas

El día de ayer, colectivos feministas se desbordaron en violencia, cuando por instrucciones del Gobierno de la Ciudad de México, se evitó su paso al Zócalo de la capital mexicana.

Ante el bloqueo hecho por parte del cuerpo de policías, las feministas que portaban bombas molotov, martillos, pistolas con gasolina, cohetones y spray con gas, trataron de derribar el muro hecho con elementos de la policía capitalina con escudos.

Ante la agresividad, se les invitó a dejar las armas que portaban y podían continuar, sin embargo, como lo explicó la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum en una conferencia de prensa, no quisieron, por lo que se les contuvo para evitar que se encontraran con los manifestantes del plantón de FRENA.

“El día de ayer hubo manifestación de mujeres que demandan la despenalización del aborto. En esta manifestación venía un grupo de mujeres muy violentas con bombas molotov, martillos, pistolas con gasolina, cohetones y spray con gas. Su objetivo era entrar al Zócalo y se les contuvo. Siempre estuvo presente la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México. Se les invitó a que si entregaban estos artefactos peligrosos podían llegar al Zócalo, pero no quisieron. Hubo agresión a personas, hay 44 policías mujeres lesionadas. Es decir, no solo hubo daños a inmuebles, sino a personas, en particular a mujeres encargadas de resguardar su seguridad”

La Jefa de Gobierno dijo en la conferencia de prensa que los actos de violencia en un grupo que venía dentro de la manifestación y aseguró que en todo momento la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México estuvo vigilando.

“El movimiento feminista merece todo nuestro respeto y simpatía, yo me reconozco como feminista, lo que no estamos de acuerdo es con la violencia, siempre estaremos del lado de las víctimas, de las mujeres violentadas, siempre vamos a estar del lado de la justicia. Como lo he dicho, es obligación de todo gobierno la protección de las personas, independientemente de sus creencias. Defendemos a la CdMx como una ciudad de libertades”, indicó.

Tras el duro enfrentamiento que hubo por varias horas; se informó que hubo un total de 44 mujeres policías lesionadas y 13 civiles con diversos golpes y quemaduras, aunque sólo cuatro de las uniformadas requirieron traslado a un hospital para su atención.

A la llegada de las instalaciones de la Policía de la Ciudad de México, los compañeros policías recibieron a las oficiales que aguantaron la envestida feminista con aplausos y porras.