Gobierno de AMLO no renueva contrato con filial de Odebrecht

El presidente López Obrador dio a conocer que se venció el contrato con empresa filial de Odebrech, Braskem- Idesa, quienes únicamente pagaban el 25% del costo de gas proveniente de Pemex, por lo que la 4T decidió no renovar negocios con ellos.

En diversas oportunidades, el contrato fue calificado como “leonino” debido a las condiciones ventajosas en las que se celebró durante el gobierno de Felipe Calderón, pues este establecía una proveeduría de gas en el complejo Etileno XXI, ubicado en Veracruz.

En este contrato ventajoso se vieron implicadas Braskem, una filial de la brasileña Odebrecht, e Idesa, empresa mexicana. Por su parte, AMLO declaró que le informaron del procedimiento, con el argumento de que no se estaba corrigiendo el “contrato leonino”, brindado por Calderón.

El jefe del Ejecutivo destacó que la asociación Braskem-Idesa no quiso llegar a un acuerdo sobre el costo del gas que Pemex les entrega al 25% del costo en el mercado, de manera que el país les subsidia el 75% del costo total del gas.

Cabe mencionar que el presidente clarifico los términos: no se cancela el contrato sino que este llegó a su fin y ya no se va a renovar, por lo que Pemex y el gobierno no incumplen su responsabilidad. A pesar de la aclaración de estos términos, Braskem-Idesa consideró que se está violando el contrato por lo que entrarán en batalla legal.

Finalmente, debido a ello, AMLO destacó en su conferencia de prensa que se notificó a Braskem Idesa,  que el contrato leonino para abastecer de gas a la planta Etileno XXI se venció y no se daría una renovación, “porque no seremos cómplices de corrupción, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.”

Con información de Proceso