Gobierno de AMLO construirá 2 mil kilómetros de vías férreas para trenes de pasajeros

Esta mañana, durante su conferencia de prensa, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo que para el final del sexenio nuestro país podrá contar con 2 mil kilómetros de vías férreas nuevas para trenes de pasajeros; además planteó que se buscará que todas ellas sean de carácter público. Contrario a la política neoliberal que concesionaba a privados.

Desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano advirtió que no se cancelarán concesiones a los privados de manera arbitraria.

Además aclaró que, la Ley Reglamentaria del Sistema Ferroviario para reducir de 50 a 30 años las concesiones de vías férreas, que se discute en el Senado, no es del Poder Ejecutivo; por lo que dijo que la propuesta tendrá que revisarse para que no se cree una campaña en contra de México; y que se diga que se están ‘cancelando’ contratos.

“Hay que ver con calma, analizar bien de qué se trata, no fue una propuesta del Ejecutivo, es de los legisladores y todavía no se aprueba”.

El Jefe del Ejecutivo explicó que antes de tomar una decisión sobre las concesiones privadas, “vamos a buscar un acuerdo en todos los casos para que no se sientan afectadas las empresas y, al mismo tiempo, se fortalezca el interés de la nación”

Es importante recordar que la privatización del sector ferroviario inició en 1983, durante el gobierno de Miguel de la Madrid quien planteó el “desincorporar los bienes públicos”. Es decir, vender o ceder empresas nacionales a la iniciativa privada.

A pesar que el sexenio de Salinas de Gortari se caracterizó por la privatización de la banca, Telmex y la aviación; los ferrocarriles habían quedado libres.
Pero a la llegada del priista Ernesto Zedillo, se privatizó el sistema ferroviario y desaparecieron los trenes de pasajeros.
Por lo que terminaron como vehículos y concesionados a dos empresas, una de ellas Kansas City, en la que Zedillo, al finalizar su periodo presidencial, trabajó como asesor.

Con información de Revolución 3.0 y Contralínea