Una familia radicada en Barcelona, España, que decidió permanecer en el anonimato, decidió devolver a México alrededor de 2 mil piezas arqueológicas que tenía en su poder, por lo que ahora se encuentran en proceso de embalaje en la cede del Consulado mexicano en esa ciudad, “bajo la asesoría de personal del Instituto de Antropología e Historia (INAH)”, informó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, quien se está coordinando con la Secretaría de Relaciones Exteriores para el retorno de las piezas a nuestro país.

“Esta acción se suma al trabajo hecho desde la Secretaría de Cultura e instituciones del Gobierno de México por la protección y salvaguarda del patrimonio cultural mexicano”, escribió Frausto en su cuenta de Twitter, quien  invitó a los coleccionistas privados en el extranjero que actualmente tienen en posesión piezas que forman parte del patrimonio de México, así como a las casas de subastas, a “sumarse a la protección y salvaguarda del patrimonio cultural, y a restituirlas para su estudio, conservación y difusión”, pues se trata de “objetos que dan testimonio de la identidad y la memoria de los pueblos originarios de México”.

Esta acción se suma a la restitución de 30 piezas arqueológicas que el gobierno de Italia realizó el pasado 2 de julio, recuperadas por las autoridades italianas en las ciudades de Ancona, Udine, Nápoles y Roma, “por encontrarse a la venta ilegalmente en sitios de internet, en una tienda en un mercado de antigüedades llamado ‘Pordenone Antiquaria’ y en una subasta de la firma Bertolami Fine Arts en Roma, así como también de particulares”.