Facebook amenaza a Australia con bloquear información; Primer Ministro responde que “no se dejará intimidad”

En días pasados, el congreso australiano empezó a discutir una propuesta de ley que regularía el abuso de Facebook, al obligarlos a pagar por el contenido noticioso y la utilización de publicaciones de sus usuarios con fines de lucro, a lo que el gigante de las redes sociales respondió de forma intimidante, intentando subyugar al gobierno de aquel país mediante el bloqueo de esta plataforma a toda información y noticias provenientes de las autoridades de dicho país.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison respondió indignado ante dichas acciones de la plataforma, asegurando que “no se dejará intimidar” ante la amenaza de Facebook de bloquear la información, a raíz del proyecto de ley que obligarían a los gigantes informativos tener que pagar por difundir este tipo de contenidos en sus plataformas.

En rueda de prensa, el mandatario calificó a la plataforma de “arrogante y decepcionante” al privar a los usuarios australianos de acceso a todas las páginas de noticias a nivel local e internacional desde la red social, de acuerdo con la información publicada por el diario The Sydney Morning Herald.

Es de notar que los usuarios que se encuentran fuera del país tampoco podrán accederá publicaciones de medios australianos a través de la plataforma y que también han sido bloqueadas varias páginas del Gobierno.

La arrogancia que menciona el primer ministro queda demostrada con estos actos de entidades privadas como Google y Facebook, que pretenden doblegar a todo un gobierno e impedir que éste legisle como a sus ciudadanos convenga, con la intención de impedir reglas que lesionen sus intereses económicos, aún a costa del bien público, utilizando argumentos tan vagos y falaces como una supuesta falta de entendimiento sobre el funcionamiento de internet por parte del gobierno, a lo que Facebook agrega que “penaliza injustamente” a la plataforma que, por su parte, no pierde oportunidad para utilizar a sus usuarios como mercancía.

Por su parte, Google sí ha accedido a firmar acuerdos con los tres más importantes medios de comunicación australianos, mientras Facebook continúa el boicot tecnológico a la prensa de aquel país.

Con información de La Jornada

error: Content is protected !!