Extinción de fideicomisos no significa cancelación de apoyos al cine: IMCINE

La comunidad artística de México ha protestado por la desaparición del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine).

Sin embargo ya se aclaró que esto no significa que se cancelan; ahora dichos apoyos serán entregados de manera directa al cine, a través de un programa presupuestal no dependiente de un fideicomiso, aclaró María Novaro, titular del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) ;

En un documento de 11 puntos se detalló “que cuenta con las atribuciones legales para usar su estructura” y lograr eso.

“Son un mero mecanismo para administrar dinero y su extensión no significa -de manera alguna- la cancelación a apoyos al cine y toda su cadena para usar su estructura para entregar apoyos directos al cine”, señaló María Novarro.

La destacada cineasta, María Novaro, informó que “Con el fin de hacer más eficiente la Administración Pública Federal y acabar con espacios para la corrupción, uno de los compromisos del presidente Andrés Manuel López Obrador fue el de extinguir todos los fideicomisos y similares dentro del poder Ejecutivo”.

Sin embargo destacó que “Esto no significa que se van a quedar sin apoyo los creadores, los cineastas, los investigadores. No, van a seguir recibiendo su apoyo, nada más que lo vamos a hacer de otra forma, les vamos a entregar de manera directa lo que les corresponde, sin estos instrumentos de intermediación”.

Serán 11 convocatorias anuales agrupadas en tres vertientes: “ocho diferenciadas para dar apoyos a la producción y postproducción de largometrajes y cortometrajes; dos para apoyar la exhibición (a espacios y a proyectos de formación de públicos y exhibición de cine mexicano), y una para la conformación y preservación de acervos cinematográficos y audiovisuales”.

También se señala que: “Gracias al trabajo conjunto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se ha establecido el compromiso para que la transición entre la administración de un fideicomiso y la operación de un programa presupuestario sea eficiente y transparente. Los beneficiarios están al centro, de tal suerte que el cambio administrativo no deberá causarles mayor problema ni incertidumbre”.

Se destacó que se continuará apoyando intensamente el cine diverso, incluyente y de calidad que ha hecho a México un referente en la cinematografía mundial”.

La Cámara de Diputados aprobó (en comisiones) la iniciativa para desaparecer el fideicomiso creado en 2002 para apoyar en la producción de 300 películas en nuestro país.

Con información de Proceso