“Es una ‘cortina de humo’ de AMLO que España pida perdón a México”: Felipe Calderón (VIDEO)

El expresidente, Felipe Calderón dijo sentirse muy orgulloso de “las raíces indisolubles indígenas y españolas”.
Desde la convención del Partido Popular (PP), pidió no caer en “la trampa” del presidente Andrés Manuel López Obrador para que España pida perdón por los crímenes de la Conquista.

Pues consideró es una “cortina de humo” para desviar la atención de los “problemas” del país, como la criminalidad, el “nulo crecimiento”, la “complicidad y la corrupción con criminales” y el “pésimo manejo del covid” por parte del tabasqueño.

Acompañado del presidente del Partido Popular, Pablo Casado; Felipe Calderón se declaró orgullosamente de ambas raíces.

“Soy orgullosamente mexicano, de raíces indisolubles indígenas y españolas, como todos los mexicanos, y profundamente orgulloso de todas esas raíces. Así me declaro, así soy, así he vivido y así espero morir”. Dijo, ante los aplausos de la derecha española.

El ex mandatario mexicano se dijo orgullosamente mexicano, porque “mi bisabuela era una indígena purépecha; el propio presidente de México (Andrés Manuel López Obrador), su abuelo es cántabro”, dijo en alusión a Cantabria, en el norte de España.

Y aludió al papel de los jesuitas de Michoacán, su estado natal, de la protección del dominico español Francisco de Vitoria a los indígenas o de las “bendiciones” de Vasco de Quiroga, quien fue el primer obispo de Michoacán.

Acotó: “Y sí, también, por supuesto que aborrezco y maldigo las atrocidades de Nuño de Guzmán (gobernador de Galicia)”.

El exmandatario mexicano habló también de los éxitos durante su administración, en lo que consideró ‘el milagro mexicano’ después de emprender profundas reformas en la lucha contra la violencia y por la seguridad, por las libertades públicas y la apertura comercial.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, reiteró la postura de sus compatriotas y señaló que España no puede tiene que pedir perdón a México por los excesos cometidos durante el proceso de evangelización durante la Conquista.

“Desde España no tenemos que pedir perdón, sino dar las gracias por una historia común que ha sido, en mi opinión, el mayor hito de la humanidad después de Roma: la hispanidad a ambos lados del Atlántico. Gracias a México por el gran orgullo que sentimos (por) una nación hermana”.

Con información de Proceso