EPN pagó 25 millones de pesos a las calificadoras y hablaron maravillas de la reforma energética

Las calificadoras extranjeras que se han vuelto la piedra en el zapato para el nuevo gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, pues constantemente baja las calificaciones para quizás ejercer presión e intentar que López Obrador regrese el rumbo hacia la política neoliberal que tanto extrañan los conservadores.

De acuerdo con información del economista, Enrique Galván; el ex presidente Peña Nieto, junto con los secretarios de Hacienda –Luis Videgaray, José Antonio Meade y José Antonio González Anaya–, así como el de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, fueron extremadamente generosos con las calificadoras de crédito.

En el sexenio del priista se le pagó a Standard & Poor’s 500 mil dólares; a Moody’s 450 mil y a Fitch Rating 350 mil, de acuerdo con información obtenida vía el portal de transparencia de la empresa. (Un millón 300 mil dólares, equivalentes en pesos a 25 millones 650 mil).

Las agencias correspondieron a la generosidad de funcionarios con opiniones favorables sobre la reforma energética; destaca la emitida el 20 de diciembre de 2013: Standard & Poor’s Ratings Services subió hoy sus calificaciones en escala global de riesgo crediticio y deuda a largo plazo en moneda extranjera a BBB+ de BBB, y en moneda local a A de A- de Petróleos Mexicanos. También subieron calificaciones las subsidiarias de Pemex, PMI Trading, PMI Norteamérica y MGI Supply Ltd., estas reflejan las calificaciones de Pemex (escala global, moneda extranjera, BBB+/estable y moneda local, A/estable). Con el visto bueno el gobierno mexicano y Pemex continuaron endeudándose.

Con información de Hilo Directo