Entre 2014 y principios de 2019; 30 de 32 estados desviaron 4,179 mdp con facturas falsas

Una investigación del sitio web Impunidad Cero, da a conocer que el en 30 de 32 estados se utilizaron más de 22 mil facturas falsas para desviar recursos públicos, la investigación también revela que instituciones federales como el IMSS y el ISSSTE, también incurrieron en ese delito.

La investigación del portal mencionado, logró identificar desvíos por más de 4 mil 100 millones de pesos en el sector salud de todo el país. A través de la emisión de facturas falsas y de empresas fantasmas, organismos de salud pública de los estados y el propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Gracias a la investigación, se reveló que durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto más de 4 mil 179 millones de pesos mexicanos se habían pagado a 837 empresas fantasmas a través de facturas falsas que se expidieron en el sector salud.

Estado de México el primer lugar

De acuerdo con el informe, las instituciones estatales son las que más desvíos hicieron:

El Instituto de Salud del Estado de México quien mayor monto de dinero habría desviado, alrededor de mil 804 millones de pesos mexicanos, representando un 43 por ciento de todo el monto analizado. La segunda dependencia que más dinero desviado presentó fue el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual otorgó 320 millones de pesos provenientes del dinero público a empresas fachada.

Estados:
Instituto de Salud del Estado de México: 1,804 millones de pesos, lo que representa el 43% de los recursos públicos de la entidad.
IMSS: pagó a empresas fantasma 320 millones de pesos.
Instituto de Salud de Chiapas: 282 millones de pesos.
Servicios de Salud de Oaxaca: 268 millones de pesos.
Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE): 141 millones de pesos.

Tomando otro ejemplo, BIRMEX, una empresa del gobierno que se dedica a la investigación y desarrollo de vacunas, la cual hizo pagos a 5 empresas fantasmas entre los años 2014 y 2016, por montos que rodearon los 213 millones de pesos mexicanos, dinero que debió ser destinado en compra de materiales, remuneración al personal y el mantenimiento de los centros médicos.

2014, 2015 y 2016, fue donde más se registró el uso de estas facturas falsas por parte del sector salud y, por ende, donde más dinero se perdió en acciones ilícitas.

El total de recursos desviados en el sector salud fueron de 4,179 mdp, durante esos 5 años, con ese dinero se podrían haber pagado hasta seis meses de tratamiento para 41,000 pacientes con cáncer de mama o adquirir 80,000 camas para hospitales.

Con información de El Gato Político News y Expansión