Petróleos Mexicanos (Pemex) obtuvo utilidades por 195 mil 615 millones de pesos en los primeros nueve meses de 2022, monto que se compara con pérdidas por 100 mil 237 millones de pesos en igual periodo del año pasado, indicó la empresa estatal en su informe financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En conferencia con inversionistas, Carlos Cortés González, director corporativo de Finanzas de Pemex, quien sustituyó en el cargo a quien ahora funge como director general, Octavio Romero Oropeza, señaló que desde que se inició la actual administración federal hasta septiembre de este año la deuda de la petrolera ha disminuido 7.2 por ciento, equivalente a 5 mil 700 millones de dólares, por lo que el saldo se ubica en 100 mil 92 millones de dólares.

Las ganancias en los primeros nueve meses se explicaron por el alza en los precios de los energéticos observada en los primeros meses del año a raíz del conflicto en Ucrania, mientras las pérdidas observadas en el tercer trimestre se deben al incremento en el costo de ventas en 84.1 por ciento.

Cortés González destacó que debido a la incorporación de nuevos desarrollos se ha logrado revertir la tendencia de declinación en la producción de crudo, pues en los primeros nueve meses del año promedia 1 millón 779 mil barriles diarios, por lo que prevén terminar el año en un millón 800 mil.

El directivo reiteró que la empresa estatal continúa generando renta petrolera para el financiamiento del desarrollo de México, pues en enero-septiembre ha entregado al gobierno federal 439 mil 730 millones de pesos por concepto de Derecho por la Utilidad Compartida (DUC) y Derecho de Extracción de Hidrocarburos. Esto significa 197 mil 107 millones de pesos adicionales respecto a igual periodo del año pasado, por lo que aún es el principal contribuyente del país.

Cortés González comentó que Pemex continúa con su proceso de desendeudamiento, pues mantiene la política de conservar un endeudamiento cero, así como por los apoyos del gobierno federal y a las operaciones de manejo de pasivos que se han venido realizando.

Agregó que durante el segundo y tercer trimestres de 2022 Pemex ha utilizado sus excedentes para realizar el pago de amortizaciones de su deuda, estrategia que mantendrá para el resto del año, por lo que con ello “se acata la medida del gobierno federal para no incrementar el endeudamiento del país”.

Puntualizó que dado el entorno favorable de precios del petróleo observado en 2022, Pemex cubre el pago de las amortizaciones de su deuda con recursos propios desde abril, aunque mantiene comunicación estrecha con la Secretaría de Hacienda para dar seguimiento a la situación financiera de la empresa.

La firma estatal señaló que durante julio-septiembre las ventas totales aumentaron 56.5 por ciento en comparación con igual periodo del año pasado, debido principalmente a un incremento de 69.3 por ciento en las ventas nacionales y de 44.5 por ciento en las exportaciones, como consecuencia del aumento de los precios a nivel mundial y en los volúmenes vendidos.