SinLineaMX - Live

Al cortar el listón para dar inicio a las operaciones de la Refinería Olmeca, mejor conocida como “Dos Bocas”, en su periodo de pruebas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que se trata de todo un viraje desde la política impuesta por los gobiernos neoliberales, pues se dejará de importar petróleo crudo, porque “el objetivo es dejar de exportar crudo y procesar la materia prima en el país, ser autosuficientes en gasolina y diésel, por eso desde que llegamos invertimos en exploración”.

“No podemos olvidar que acabaron con la petroquímica, que dejaron en estado lamentable las seis refinerías, y reformaron la constitución para privatizar el petróleo, aunque no les dio tiempo para entregar todos los yacimiento y consumar esa gran infamia”, dijo el pasado viernes, primero de julio de 2022, ante unos 150 invitados.

Y es que, con la adquisición de la refinería de Deer Park en Texas, que ha generado ya utilidades por más del 50 por ciento de los 600 millones de dólares que costó esa operación y el resto de las inversiones realizadas, se paso de los 485 mil barriles diarios que se procesaban bajo la anterior estrategia, a 863 mil barriles diarios y esa capacidad procesadora llegará a un millón 200 mil barriles diarios el año próximo.

“Nos estamos preparando para dejar importar y producir en México la gasolina, el diésel y la turbosina. ser autosuficientes. Es un cambio profundo de vender petróleo crudo a transformar la materia prima y producir combustible”, dijo.

El mandatario reconoció a la empresa constructora ICA, la cual, dijo, se encuentra en “su mejor momento” y al empresario Carlos Slim, a quien se refirió como el empresario más “austero e institucional en el país”, así como también agradeció a los dirigente sindicales de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad, pues al igual que Pemex, dijo, la CFE enfrentó los efectos de una “privatización brutal” en el periodo neoliberal, particularmente desde el sexenio de Carlos Salinas.

Esto último porque, durante el periodo neoliberal, se le dio preferencia entonces a plantas privadas de generación, sobre todo a las extranjeras, “se les financiaba con banca de desarrollo nacional, había subsidios y les daban prioridad en líneas de trabajo y se utilizaba, primero a la energía que se producía en plantas particulares, por encima de la empresa del Estado con la excusa que producían energía limpia”, acusó.

Por su parte, la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, hizo un resumen de la concepción, construcción y los retos enfrentados para la culminación de la obra que el pasado viernes inició su etapa de pruebas, señalando que una obra de esta magnitud y a este costo habría sido imposible en el mundo post pandemia, debido al brutal aumento en los costos de los materiales.

Durante el recorrido previo al evento de inauguración, el mandatario señaló que “este fue el mejor sitio. Ya esta era una terminal de Pemex, aquí llega todo el petróleo de tierra y de agua somera de Tabasco y de Campeche, aquí llega un millón de barriles diarios, entonces se cuenta con la materia prima, no se tuvo que hacer infraestructura especial”, pues “en cualqjuier otro lugar habría que hacer oleoductos para abastecer a la refinería. Esta es una terminal marítima, es una base importante de México. Para poner una idea estamos ahora extrayendo poco más de un millón 700 mil barriles diarios, y aquí llega un millón, no le va a faltar materia prima a la refinería”.