SinLineaMX - Live

Luego de que la consultora Scala presentara un estudio de “especialistas” lleno de suposiciones y conjeturas, que fuera publicado por el periódico Reforma, que afirma que la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, “podrá operar al 100% de su capacidad hasta 2026”, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que el complejo petroquímico entrará en producción plena a partir de 2023.

“Estamos trabajando para que en el 2023 México sea autosuficiente en gasolinas y diésel, es un desafío y que dejemos de comprar la gasolinas y no es un asunto fácil porque ahora que está creciendo la economía está aumentando el consumo y además, como no les resultan los importadores que tienen permisos, ellos no están introduciendo gasolina, es Pemex el que está garantizando el abasto”, afirmó el mandatario durante la conferencia mañanera de éste miércoles.

Y es que el estudio de los “especialistas” basa todo su argumento en la supuesta falta de infraestructura para transportar el combustible y no en la capacidad de refinación disponible en las instalaciones, pero sin tomar en cuenta los puertos y carreteras ya en operación, así como la capacidad logística de Petróleos Mexicanos (Pemex), que ha logrado distribuir las gasolinas hasta en los lugares más apartados del país.

Para Scala y Reforma, no es importante que Dos Bocas sea una terminal marítima que almacena más de un millón de barriles de petróleo crudo diarios provenientes de aguas someras de Campeche y Tabasco o que, como hasta hoy sucede, que se disponga de diferentes puertos, carreteras y transportes suficientes para la tarea pues, en opinión de los “expertos”, el combustible solamente puede ser transportado por tren y la refinería no puede empezar a refinar hasta que estén listas las vías ferroviarias.

Y es por eso que el Presidente les aclaró que “Ahí hay un puerto marítimo petrolero para sacar por barco todo el combustible que se necesite y también le recuerdo al Reforma que, por ejemplo, para llevar gasolina a Oaxaca la llevan en pipas de Salina Cruz o ¿cómo llevan gasolina a Nayarit? Pues de la terminal marítima de Mazatlán, se lleva la gasolina de Salina Cruz a Mazatlán por barco y de ahí por pipas a Nayarit y así es la distribución en todo el país”.