A unas horas de anunciar la disolución del Congreso del Perú, fue destituido y encarcelado el presidente de Perú, Pedro Castillo por anunciar la disolución de esa Cámara y la instauración de un “gobierno de excepción”.

El ahora ex presidente peruano fue detenido este miércoles, después de que el Congreso de su país lo destituyera, tras el anuncio en cadena nacional -que fue calificado de “golpe de Estado” por representantes de todo el espectro político- a pocas horas de una sesión del Congreso en la que debía votarse una moción de vacancia en su contra.

Tras el anuncio de Castillo, el Congreso terminó declarando la vacancia del presidente por “incapacidad moral”, es decir, su destitución, con 101 votos a favor, y decretó que asuma la presidencia la vicepresidenta Dina Boluarte.

Según informan medios locales, Castillo se presentó después ante la prefectura de la Policía Nacional de Perú (PNP), donde fue puesto bajo custodia.

Posteriormente, Dina Boluarte asumió la presidencia de la República, en lo que se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo en Perú.

En su primer mensaje a la nación, rechazó el “intento de golpe de Estado” por parte de Castillo el cual, dijo, “no ha encontrado eco en las instituciones de la democracia y en la calle”.

Además, solicitó una tregua política para instalar un gobierno de unidad nacional. “Esta alta responsabilidad debe ser asumida por todas y por todos”, aseguró.

“Nos corresponde conversar, dialogar, ponernos de acuerdo, algo tan sencillo como impracticable en los últimos meses. Convoco por ello a un amplio proceso de dialogo entre todas las fuerzas políticas representadas o no en el Congreso”.

Tras los hechos, el canciller Marcelo Ebrard lamentó lo ocurrido en Perú.

“México lamenta los últimos acontecimientos en Perú y hace votos por el respeto a la democracia y a los derechos humanos en bien de ese entrañable pueblo hermano”, expresó el canciller.

El canciller Ebrard también informó que la cumbre de la Alianza del Pacífico, que se llevaría a cabo en Lima, se pospone por estos hechos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador también dirigió un mensaje en sus redes sociales. Pidió respetar los derechos humanos de todos los peruanos y aseguró que las élites económicas y políticas orillaron a Castillo a tomar la decisión de disolver al congreso.

Advertisement