Sindicato Mexicano De Electricistas

Destapan ‘maquillaje’ en pruebas Covid-19 de José A. Gurría en España

Apenas este lunes pasado, José Ángel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), daba a conocer el número de pruebas de Covid-19 por países.

En dicho informe, Gurría destacaba la participación de España. Hasta el propio presidente, Pedro Sánchez presumió del reconocimiento de la organización en redes sociales. En México, sin embargo hubo reproches al gobierno de México, pues aseguraron que en nuestro país no se han hecho las ‘suficientes’ pruebas.

Sin embargo, este informe ha tomado un nuevo giro; pues José Ángel Gurría ha sido acusado de maquillar las cifras en el uso de pruebas de coronavirus a favor del gobierno español, a cambio de apoyo para la campaña de reelección del mexicano.

De acuerdo con El Economista, todo inició cuando el diario digital Vozpópuli, con una videollamada el viernes pasado entre José Ángel Gurría y un alto funcionario del gobierno español. En dicha llamada se habría pactado un ‘maquillaje’ estadístico.

El maquillaje

La manipulación de cifras fue puesta al descubierto por Max Roser, el director del proyecto Our World in Data de la Universidad de Oxford. El investigador acusó a Gurría de “confundir a la opinión pública, utilizando la información de Our World in Data para elaborar la tabla comparativa, pero utilizando otras fuentes para el caso español”.

La OCDE utilizaría un “criterio distinto” para medir el número de pruebas que España ha realizado y de esta manera, permitiría al gobierno de España, jactarse de ser el octavo país con más pruebas realizadas dentro de la OCDE.

Es decir en vez de tener 1’345,560 pruebas tipo PCR serían 1´655,560, porque se incluirían test de anticuerpos o serológicas (considerados menos confiables).

Esto significaría 28.8 pruebas por cada 1,000 habitantes, en vez de 22.29. Sin la manipulación, España ocuparía el lugar 18 y seguiría a merced de las críticas que afirman que no ha hecho un esfuerzo suficiente.

El sitio español Vozpopuli “asegura que el gobierno español presionó para que la OCDE situara a España entre los países que más pruebas de Covid-19 ha hecho. Así, la presencia de ese país en los primeros puestos de la lista se fraguó en una videoconferencia de alto nivel que tuvo lugar el viernes de la semana anterior y fuentes diplomáticas vinculan el apoyo expreso de José Ángel Gurría al ejecutivo Pedro Sánchez con su campaña para la reelección como secretario general de la organización”.

Este escándalo es calificado en España como un “terremoto internacional” por la supuesta manipulación estadística que forzó a las autoridades españolas a emitir un comunicado de madrugada en el que “niega trato de favor de la OCDE”.

La corrección

Ante la evidencia, la OCDE corrigió y en un comunicado lamentó “la confusión creada en una cuestión sensible por un debate sobre cuestiones metodológicas”. En un esfuerzo por salvar cara dijo que el aspecto “más fundamental es que los países, incluida España, han incrementado el número de test disponibles, lo que muestra la prioridad que le dan”. En una entrevista radiofónica, Gurría uso su ingenio para quitar importancia al ranking y dijo “no es un concurso de belleza”.

El mexicano no cuenta con el apoyo de Estados Unidos para continuar al frente como secretario general de la OCDE, en un tercer periodo. Esta organización cuenta con los 40 de los países más ricos del mundo.
El trato ‘especial’ de Gurría con el gobierno de España, era conseguir el apoyo de los países europeos en las próximas elecciones que serán en unas semanas.

Son 26 naciones europeas y 14 del resto del mundo, incluyendo a México. Después de lo ocurrido, es poco posible que México apoye la reelección, pues el ex priista; constantemente críticas las acciones del Gobierno de López Obrador. Al que critica que haya dejado de depender de los préstamos de organismos internacionales y de las difíciles condiciones económicas y sociales por las que atraviesa el país.

¿Quién es José Ángel Gurría?

Como ex Secretario de Hacienda en el Gobierno de Ernesto Zedillo, otorgó beneficios fiscales a sus amigos, empresarios, políticos y, principalmente, a los hermanos del entonces ex presidente Zedillo.

En los primeros días del gobierno del panista Vicente Fox, su secretario de la Contraloría –Francisco Barrio Terrazas– intentó investigar la corrupción de Gurría, pero el entonces secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, impidió que avanzara la investigación.

Con información de El Economista y Contralínea