Desde 2004, EU indagaba nexos de Cabeza de Vaca con el Cártel del Golfo

Luego de que se diera a conocer que el FBI tiene en la mira al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca y a miembros de su familia, por pertenecer a una presunta red de lavado de dinero.

Alejandro Díaz Durán adelantó que presentará ante la Fiscalía General de la República, una serie de cables que indican que agencias de EU han investigado los nexos y presunto lavado de dinero del gobernador de Tamaulipas desde 2004, antes de ser alcalde de Reynosa.

De acuerdo con la información que tiene Durán, se trata de cables marcados como “confidenciales” que fueron enviados por funcionarios del gobierno de Estados Unidos en Matamoros al Departamento de Seguridad Nacional, Departamento de Justicia, Secretaría de Estado, FBI y otras agencias de seguridad norteamericanas.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se habría reunido con Joaquín El Chapo Guzmán en febrero de 2012 en la ciudad de Cabo San Lucas, Baja California.

Cabe recordar que recientemente, el periodista de Emeequis, Óscar Balderas, que en septiembre de 2019 dio a conocer un memorándum de Tobin Bradley, excónsul de EU en Matamoros, Tamaulipas, que daba cuenta de un “encuentro de Francisco Javier García Cabeza de Vaca con el señor Guzmán Loera”.

“La información de inteligencia de la DEA indica que el señor Guzmán Loera Joaquín estaba el mismo día en la misma ciudad y debido a la cercanía de Guzmán Loera con García Luna todo indica que se reunieron con el objetivo” (García Cabeza de Vaca).

Sin embargo, el documento más antiguo es del 2004, se revela en el sitio de Aristegui Noticias, cuando la oficina del gobierno estadounidense en Matamoros alertó sobre la necesidad de investigar a García Cabeza de Vaca, porque se trataba de uno de los candidatos más fuertes a la alcaldía de Reynosa y porque “tiene proximidad con el Cártel del Golfo y la DEA llegó a la conclusión de que su campaña es financiada con recursos del tráfico de drogas”.

“En un documento posterior se recomendó ampliar la investigación a sus familiares y colaboradores más cercanos y se utilicen las herramientas para indagar lavado de dinero. En 2005, ya como alcalde se generó otra comunicación en la que se alerta sobre el asesinato de René Izaguirre, quien fue cercano colaborador del entonces alcalde (fue su jefe de seguridad durante la campaña), lo que fue expuesto como muestra de los altos niveles de la región”. Relata el medio mencionado.

En otro cable de 2006 se indica que un guardaespaldas de García Cabeza de Vaca fue detenido por vínculos con el narcotráfico: Alfredo Guerra Leal. “Esta oficina confirma que es un guardaespaldas de García Cabeza de Vaca y un colaborador cercano. La declaración del detenido en San Juan Texas se espera que explique las ligas entre García Cabeza de Vaca, el Cártel del Golfo y el objetivo (…) Esta oficina considera que la participación de García Cabeza de Vaca y el Cártel del Golfo es una prioridad de la DEA y del Departamento de Seguridad Nacional (…)”.

En el reportaje de Aristegui Noticias, se habla de otro supuesto cable con fecha del 2007, en el cual se indica que Zhenli Ye Gon “declaró a la DEA que García Cabeza de Vaca “fue una de las personas que financió la campaña del presidente Felipe Calderón con dinero del Cártel del Golfo”.

Otro cable más reciente, con fecha del 2015 relata “la necesidad de seguir investigando las redes financieras de García Cabeza de Vaca, toda vez que hay indicios que apuntan que el objetivo viajó “varias” veces entre 2008 y 2015 a las Islas Caimán, considerado un paraíso fiscal y útil para el lavado de dinero”.

Las autoridades estadounidenses supuestamente también alertaron, cuando Cabeza de Vaca se lanzó como candidato al gobierno estatal, por lo que la oficina diplomática en Matamoros envió un cable recordando “que el político panista había usado dinero del narcotráfico para campañas políticas, por lo que se solicitó que el grupo de investigadores especializados en corrupción diera seguimiento al caso”.

Finalmente, en otro cable se alertó sobre el riesgo que implicarían que ganara la gubernatura el panista para la estabilidad y seguridad de Tamaulipas: “Esta oficina encuentra muy perturbador el aumento de la violencia que el gobierno mexicano enfrenta y el hecho de que el objetivo, ahora candidato a gobernador de Tamaulipas, ponga la estabilidad y tranquilidad de la población civil en riesgo (…) Esta oficina espera que la colaboración del Estado mexicano en este y otros casos ayude a terminar las ligas entre algunos candidatos y cárteles de la droga”.

Con información de Aristegui Noticias