De la Guía Ética para la Transformación de México

El sistema neoliberal aplicado en México requirió de una serie de factores que cambiaran la forma de pensar del ciudadano común, desechando la ancestral cultura y valores de nuestro país e imponiendo conceptos que nos son ajenos, importando prácticas y antivalores muy depredadores.

Los gobiernos que se asumieron bajo ésta tendencia tecnócrata pusieron énfasis en despolitizar a la población, convenciéndola primero de que el ciudadano común es muy ignorante para tomar en sus manos el destino de su propio país, y que la política es sucia, que todos los políticos son iguales y que debían conformarse con aquellos que, aunque fueran corruptos, les proporcionara algún tipo de beneficio personal.

Tratando al pueblo como menores de edad, la clase conservadora que incluye políticos, comentócratas y seudo empresarios, impulsaron la falaz idea de que los únicos que podían manejar el país eran los llamados “expertos” de amplio curriculum académico pero nulos valores éticos y morales, fomentando una inmerecida admiración reverencial a quienes utilizaban sus conocimientos para obtener inmorales privilegios, naciendo así la tecnocracia.

La transcultiración jugó un importante papel implantando ideas, conceptos y hasta creencias ajenas a nuestra cultura, fomentando la anglofilia y creando la falsa premisa de que nuestras costumbres son anticuadas, defectuosas y no tienen cabida en el mundo, haciéndonos pensar que solamente lo proveniente del exterior es válido.

Y para que lo anterior fuera efectivo, nos implantaron la cultura del aspiracionismo, donde estás obligado a buscar la acumulación de riquezas sin importar los medios que utilices, pasando por encima de quien sea y siempre dispuesto a pagar cualquier costo; en lugar de trabajar para obtener el bienestar propio, de la familia y la sociedad, el crecimiento personal y la armonía social.

Por todo esto es necesaria la creación de una Guía Ética para la Transformación de México que permita re estructurar las reglas de convivencia social bajo el nuevo paradigma que excluye los antivalores impuestos por el régimen neoliberal para beneficio de unos cuantos.

Era de esperarse la resistencia de quienes abusaron del poder económico, político o de alcance comunicacional pues ven con angustia cómo se derrumba la ideología tecnócrata ante la contundencia de esta guía pues, al cambiar el pacto social y la mentalidad de la población, ven ya casi imposible la recuperación de sus inmorales privilegios para unos cuantos a costa de la miseria de la mayoría de la población.

También es comprensible la oposición de aquellos que han vivido y absorbido las ideas aspiracionistas pues, al no conocer otra forma de actuar, temen a lo desconocido.

Por ello vemos la reacción francamente pueril de la oposición moralmente derrotada burlándose de la Guía Ética, minimizándola, despreciándola o sentirse ofendidos por la mera sugerencia de que nuestros actos podrían no ser lo bastante ético, la califican de intrusiva sin darse cuenta de que sólo son sugerencias de conducta; y peor aún: asumiendo que son lecciones que sólo aplican a los “menos educados”, evitando asimilar que muy probablemente, ellos no recibieron una “mejor” educación sino un adoctrinamiento neoliberal y son por ello, quienes más requieren estudiar la mencionada Guía Ética.

Si crees que éste catalogo de sugerencias conductuales es fantasioso, despreciable o intrusivo, lo más probable es que seas quien más lo necesita.

Es indudable que la falta de valores morales y éticos en la sociedad fue lo que permitió el profundo nivel de corrupción y violencia que vivimos en el país, y no se puede construir una nueva patria si primero no se reconstruye el tejido social y se re establecen los valores en la población que lo compone. Dejemos atrás la mezquindad, el individualismo y los antivalores y eso, mi muy estimado lector, no toca al gobierno sino a cada uno de nosotros. Hagamos nuestra parte tomando a la Guía Ética para la Transformación de México como el plano que servirá para edificar los cimientos de un país más próspero y digno.

“Obra sólo según aquella máxima por la cual puedas querer que al mismo tiempo se convierta en ley universal. Obra como si la máxima de tu acción pudiera convertirse por tu voluntad en una ley universal de la naturaleza”
Imperativo Categórico de Kant

Aquí te dejamos la liga para la Guía Ética

error: Content is protected !!