“Datos y conjeturas notoriamente falsas”, acusa Cabeza de Vaca ante pruebas de Santiago Nieto

Francisco García Cabeza de Vaca, el gobernador de Tamaulipas, señalado por la Fiscalía General de la República por delincuencia organizada, defraudación fiscal equiparada y varios delitos más, acusó al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera del Sistema de Administración Tributaria, Santiago Nieto Castillo, de exponer “datos y conjeturas notoriamente falsas”, durante la comparecencia de éste último ante la Sección Instructora de la Cámara de Diputados durante el proceso de juicio de procedencia que determinará si al tamaulipeco se le retira o no la protección constitucional del fuero, para enfrentar los señalamientos de los que se indica presunta responsabilidad.

“Resulta lamentable que el doctor Nieto Castillo exponga información que no guarda vinculación con el caso, pero aún, que además incluyera datos y conjeturas notoriamente falsas”, argumento mediante un video difundido por Twitter el titular del Ejecutivo estatal de Tamaulipas, en un vano intento por manipular los hechos presentados por la UIF.

Utilizando la muy usual ‘defensa’ para estos casos, alegó que “ninguna de las casas que mostró en su presentación es de mi propiedad”, agregando que en la comparecencia ante el órgano legislativo, Nieto Castillo “descartó que tenga nexos con el crimen organizado”.

El titular de la UIF indicó que, sin que para la unidad a su cargo existan evidencias sólidas de que el Gobernador de Tamaulipas esté o no directamente relacionado con el cártel de Sinaloa, es de hacer notar que Cabeza de Vaca sí recibió un crédito para la compra de un departamento en Santa Fe de una sociedad que ha recibido recursos de la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) señalada como empresa fachada de dicha organización criminal.

El gobernador tamaulipeco ‘denuncia’ solamente por video la “violación al debido proceso” por parte de Santiago Nieto, y consideró que con la realización de la audiencia pública se “vulneraron” sus derechos humanos y la presunción de inocencia y a la privacidad.

Sin embargo, durante la audiencia, Francisco Cabeza de Vaca guardó absoluto silencio,, dejando los alegatos para su abogado Alonso Aguilar Zínser, quien defendiera a Raúl Salinas de Gortari.