Coparmex asegura que, con la reforma sobre outsourcing, quedarán 3.1 millones de trabajadores “en la incertidumbre”

Al solicitar una prórroga para que las empresas dedicadas a la subcontratación se inscriban en el Registro de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE), para que se amplíe el plazo hasta el 1 de enero de 2022, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que la eliminación de la subcontratación “dejaría en la incertidumbre” a 3.1 millones de trabajadores.

Sin importarles la precariedad, bajos salarios e inseguridad laboral que este sistema ofrece, y solamente teniendo en cuenta los intereses de los propietarios de este tipo de empresas, la Coparmex señaló que “la prórroga para que las empresas de subcontratación puedan registrarse en el REPSE debe ser hasta el 1 de enero 2022, para que puedan cumplir con todos los trámites y evitar que trabajadores queden en la incertidumbre”.

Aunque el organismo asegura coincidir con el gobierno sobre la urgencia de poner un alto a los abusos de este tipo de empresas, insisten en advertir que “debía evitarse poner en riesgo a los 4.7 millones de trabajadores subcontratados”.