SinLineaMX - Live

En una medida completamente contraria a la lógica y al sentido común, las autoridades policiacas en conjunto con las educativas decidieron dotar a los agentes escolares de fusiles de asalto AR15 para que los usen en caso de que haya un hombre armado disparando, en lugar de resolver lo que han reconocido públicamente como fallas sistémicas en sus protocolos de intervención ante ataques en lugares públicos.

Esta medida, que se implementará cuando las escuelas reabran sus puertas a finales de este mes, fue tomada tras la masacre en una escuela primaria de Uvalde, Texas, en la que 19 niños y dos docentes fueron asesinados en mayo, por lo que las autoridades escolares y el jefe de policía del condado Madison, Buddy Harwood, han proporcionado uno de los fusiles semiautomáticos en cada una de las seis escuelas del condado.

Y es que las fallas sistémicas y una atroz toma de decisiones, resultaron en más de una hora de caos antes de que las autoridades finalmente confrontaran y abatieran al atacante, según un reporte elaborado por una comisión investigadora de la Cámara de Representantes de Texas.

“Esos agentes estuvieron durante tanto tiempo en el edificio, y el sospechoso pudo infiltrarse en ese edificio y lesionar y asesinar a tantos niños. Sólo quiero asegurarme de que mis agentes estén preparados en caso de que suceda eso”, dijo Harwood al diario Asheville Citizen Times.

Al respecto, Dorothy Espelage, profesora de la facultad de educación de la Universidad de Carolina del Norte, campus Chapel Hill, experta en seguridad escolar y bienestar de los estudiantes, aseguró que “lo que va a pasar es que vamos a tener accidentes con esas armas”, pues “La simple presencia de una opción de respuesta de seguridad aumenta la violencia en las escuelas. Hay más niños arrestados. ¿Por qué deben tener estos AR-15? No tiene ningún sentido”.

El supervisor escolar del condado Madison, Will Hoffman, dijo que los administradores escolares han discutido con sobre las medidas de seguridad actualizadas, quien aseguró que que los agentes escolares del condado han estado capacitándose con instructores de la Universidad Técnica Asheville-Buncombe y agregó que las cajas fuertes en donde se almacenarán los AR-15 también tendrán municiones y herramientas para abrir puertas donde se hayan colocado barricadas.

“Tendremos estas herramientas para poder abrir puertas si fuera necesario. No quiero tener que correr hasta el automóvil para tomar un AR, porque es tiempo perdido. Ojalá no lleguemos a necesitarlo, pero quiero que mis muchachos estén lo más preparados que sea posible”, afirmó Harwood.

Con información de La Jornada