Con importantes acuerdos, como la declaración conjunta contra el bloqueo económico a Cuba, otra a favor de la soberanía argentina sobre las Malvinas y un plan para la autosuficiencia sanitaria, entre otros acuerdos, concluyó este sábado la VI Cumbre de Jefas y Jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El canciller mexicano Marcelo Ebrard, cuyo esfuerzo y ardua labor se vieron coronados con la asistencia de 31 de los 33 países invitados, aún algunos con diversas ideologías y hasta antagonismos, pero que además obtuvo el aval y la presencia de la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas, reconoció que “hay diferencias serias e importantes” entre los países de la Celac, pero dijo que esto “no debe asustar a nadie”, pues con esta cumbre la región entra en una nueva etapa: “hace año y medio no nos hablábamos, ahora estamos viendo cómo crear la autosuficiencia en vacunas, es un cambio enorme”.

El secretario de Relaciones Exteriores calificó la reunión como “muy exitosa, tuvimos la participación de 31 países”, y recordó que antes estas diferencias impedían incluso que los países de la Celac se reunieran pues “no se llevaba a cabo una cumbre como esta hace muchos años, consideramos que ya solo por el hecho de habernos reunido es un éxito mayor”.

Ebrard dijo que la cumbre resultó en una declaración conjunta de 44 puntos y declaraciones especiales sobre la necesidad de poner fin al bloqueo comercial a Cuba, que fue trabajada largamente con todos los países de la región y que ninguno la ha objetado, y sobre las islas Malvinas y que en su momento se presentará la postura que están trabajando diversos países sobre el futuro de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Además señaló que se aprobaron acciones inmediatas, como la institución de un fondo para hacer frente al cambio climático con más de 15 millones de dólares. “Dirán que es poquito, pero no hay ningún fondo de América Latina con esos recursos” y que se llevara una posición común a la Conferencia COP26 de la ONU en Glascow, que versará “sobre la base de la justicia que debe haber para hacerle frente al cambio climático”.

En lo referente al manejo de la pandemia, el Canciller dijo que “Si algo nos ha llevado a reunirnos ha sido la pandemia, la región tiene más muertes que ninguna otra región del mundo. Ha sido extremadamente difícil conseguir las vacunas, ha sido injusto, abusivo, que tantos países no tengan vacunas” y en consecuencia se aprobó por unanimidad “un plan para que nunca más vuelva a sucederle algo así a la región” que entre otros puntos contempla la creación de una agencia reguladora sanitaria regional, que permitiría que si un país aprueba una nueva vacuna, podría ser usada en toda la región de inmediato.

Otro acuerdo muy importante fue la aprobación de la constitución de la Agencia Latinoamericana y del Caribe del Espacio. “Me parece que estos logros valen la pena y nos llenan de esperanza”, afirmó Ebrard.

Finalmente, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcel Ebrard adelantó que en los próximos meses se buscará dar una estructura de gobierno a la Celac para que sus acuerdos tengan permanencia y eficacia, pues “Estamos creando instituciones y por lo tanto se va a requerir una gobernanza permanente”.