SinLineaMX - Live

Al ser cuestionado si el diálogo entre el movimiento feminista y el Presidente estaba roto, el mandatario federal afirmó que su gobierno está abierto al diálogo, pero que le sorprendió que el día de la marcha del 8 de marzo, los colectivos feministas se negaron a hablar con el Gobierno de Ciudad de México: “Estaban cerrados”.

Dijo además, que antes la Secretaría de Gobernación se dedicaba a reprimir, “ahí estaban los sótanos donde los torturaban, ahora es diferente, ahora es como la Secretaría de los derechos humanos, la secretaria Olga Sánchez Cordero siempre dialoga”.

“Nosotros estamos abiertos siempre al diálogo, el día de la marcha siempre hay comunicación de los colectivos con el Gobierno de Ciudad de México, pero el día de la marcha no quisieron hablar”.

Sobre el homenaje que se montó sobre las vallas de Palacio Nacional, dijo que tenía contemplado dejar el muro con los nombres de las víctimas, pero lo destruyeron todo.

Además, señaló que la gente le informa de lo que podía pasar en Palacio Nacional y si no ponían el muro, habría choque con las autoridades. “La información que tenía era que querían quemar la puerta (…) teníamos que poner el muro al final”, dice.

“No puedo callarme cuando estoy viendo que hay de por medio una provocación”, puntualizó