Catean casa de Raymundo Collins, ex funcionario de Mancera; encuentran más de 41 autos de colección (VIDEO)

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ de CdMx) realizó un cateo en un inmueble ubicado en Tequesquitengo, en Morelos, que de acuerdo con información oficial, pertenece a Raymundo Collins, ex titular del Instituto de Vivienda y ex secretario de Seguridad Pública del Gobierno de Miguel Ángel Mancera.
Esta fue informó la fiscal capitalina, Ernestina Godoy.

En el lugar, elementos de la Policía de Investigación (PDI), en coordinación la Fiscalía General del Estado de Morelos, localizaron 41 autos clásicos, tres acuamotos, una cuatrimoto, una motocicleta, y una lancha.

Las autoridades ingresaron al inmueble, debido a una orden de cateo, como parte de una investigación realizada por autoridades capitalinas.

Cabe señalar, que en enero de este año, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, reveló que existía una orden de captura contra Collins por un presunto desvío de dinero cuando fue titular del Instituto de Vivienda (Invi). Sin embargo, el ex funcionario no pudo ser detenido por la Fiscalía General capitalina porque el delito prescribió.

Raymundo Collins Flores fue director del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México en la gestión del exjefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera. En julio del 2018, tras la renuncia al cargo como secretario de Seguridad Pública por parte de Hiram Almeida, Raymundo Collins fue nombrado titular de la dependencia capitalina por el entonces jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, y permaneció en el cargo hasta que finalizó el sexenio en diciembre de ese mismo año.

El 14 de enero se informó que Collins Flores era buscado en más de 200 países, luego que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México solicitó a la Interpol la emisión de la ficha roja para su localización.

El pasado 8 de septiembre, un juez de la Ciudad de México liberó una orden de aprehensión contra Raymundo Collins por el delito de uso ilegal de atribuciones y facultades, que se sanciona con una pena máxima de entre tres meses y dos años de prisión, así como multa de 500 a mil días de salario mínimo.

Con información de El Universal y Milenio