Canacintra y Coparmex piden a AMLO reconsiderar eliminar el outsorcing

Luego de que el Presidente López Obrador anunciara que enviaría una iniciativa para eliminar el outsorcing (subcontratación), las cámaras de comercio de México han señalado que sería un error y que esto provocaría una perdida de empleos.
La primera en quejarse fue la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quienes a través de un comunicado, se manifestaron en contra la reforma que prohíba el outsourcing o la subcontratación laboral. Aseguraron que la eliminación de éste, pondría en riesgos una cantidad importante de empleos legítimos, que son la base de la recuperación económica.

“Pensar en una prohibición de la subcontratación laboral, conocida como outsourcing, será una grave afectación más al deteriorado panorama, con la que se perderían una cantidad muy importante de empleos legítimos que impulsan la recuperación económica”.

En ese mismo sentido, Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), también se pronunció porque el presidente Andrés Manuel López Obrador reconsidere la iniciativa para desaparecer la figura del outsourcing o subcontratación, pues con ello consideró que se desalentaría la inversión privada en México.

“Si se elimina esta figura jurídica, se desalentaría la inversión privada en nuestro país, al tener las empresas una desventaja competitiva frente a otros países que sí la permiten (cancelaría) empleos formales de millones de mexicanos, precisamente en medio de la mayor crisis económica de la historia del país”, declaró Castellanos.

Cabe aclarar que el mandatario federal ha sido claro en su propuesta de desaparecer el outsorcing, pues asegura que muchas empresas abusaron de esta figura y han despojado a los trabajadores de los derechos legítimos.

Al ser cuestionado, sobre si no era perjudicial eliminar la figura de outsorcing, en vez de regularla; el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que ya se intentó regularizarla, pero no prosperó debido a los traficantes de influencias y coyotaje.

“Ya lo intentamos, pero hay quienes no ayudan, son de esas decisiones en donde pagan justos por pecadores, hay muchos empresarios responsables”, señaló.

El Presidente dijo que su iniciativa buscará que no pueda ser burlada, porque en apego estricto a la Ley del Trabajo “quien contrata un trabajador tiene que cumplir con un salario justo, la inscripción al IMSS, o manifiestan que los trabajadores ganan menos para no pagar las cuotas destinadas a la seguridad social”.