Sindicato Mexicano De Electricistas

Calderón reconoce que nunca tuvo la fuerza política que tiene AMLO

En entrevista, para El Economista, el expresidente Felipe Calderón reconoció que él no tuvo la fuerza política que tiene el Presidente López Obrador. Asegura que él nunca tuvo el poder para forzar a las empresas a renunciar a sus estrategias legales para contestar al fisco.

Al preguntarle cómo fue su relación con los empresarios, Felipe Calderón reconoció que él no tenía el poder presidencial como lo tiene el Presidente López Obrador.
“No tenía el poder presidencial para forzar a las empresas a renunciar a sus estrategias legales para contestar al fisco”.

Aseguró que las relaciones más delicadas eran con los propietarios de los medios de comunicación electrónicos y de telecomunicaciones. Dijo que con el ingeniero Carlos Slim tenía una relación respetuosa, pero complicada.

Sobre el quiebre de Mexicana, Felipe Calderón asegura que él no fue el culpable, dijo que se les apoyó ‘hasta donde se pudo’.
“Con la crisis del 2009, agravada por lo del A1HN1 se vino abajo el turismo. Mexicana empezó a tener graves problemas, sobre todo de liquidez. En 2009, le dimos un crédito de Bancomext de 1,800 millones de pesos, que garantizó con los únicos aviones que tenía, 8 o 9 aviones. Sin esos apoyos, la quiebra se hubiera presentado uno o dos años antes. El año de la quiebra, no había nada que garantizara un préstamo, no había flujos, no había empresa. Apoyarlos hubiera significado un daño patrimonial a las finanzas públicas. La situación se agravó con las exigencias de otros acreedores. En algún momento estaba la idea de Juan Molinar (secretario de SCT) de que Mexicana siguiera con su línea de bajo costo, que era Click y eso le podría dar tiempo de negociar. Todo se precipita cuando Banorte, por su estrategia legal, toma el control de la caja de Mexicana y Click, esto paraliza las actividades y detona la quiebra. Se hizo todo lo que se pudo, mientras se pudo, pero me culpan de la quiebra. Esto me lleva a una frase de Carlos Castillo Peraza “ninguna cosa buena que hagas quedará impune”.

Lo que sí reconoció es que debió haber incrementado el gasto social.

“Ya habíamos hecho un aumento muy importante, de 40,000 millones de pesos. Ernesto Cordero, que era Secretario de Desarrollo Social, me advertía que el golpe al ingreso de la gente iba a ser brutal y que deberíamos incrementar otros 20,000 millones para proteger a los grupos más vulnerables. Hacienda se oponía y, al final, predominó su punto de vista. Con el tiempo, me doy cuenta que debimos haber reforzado el gasto social. Esto hubiera permitido proteger mejor a los más vulnerables. Se hubiera mitigado el incremento de la pobreza, que luego se reflejó en las estadísticas”

Ante esta declaración, los usuarios dieron la razón (por única vez), pues el ex panista llegó a la presidencia, luego de una elección acusada por fraude, tomando el poder por la puerta de atrás e inició una guerra contra el narcotráfico que desató una ola de violencia y sus secuelas perduran hasta la fecha.

Con información de El Economista