Calderón fue el primero en el mundo en comprar el software ‘Pegasus’: Proceso

De acuerdo a una investigación de la revista Proceso firmada por el periodista Mathieu Tourliere, dio a conocer que el gobierno de México, mediante la Secretaría de la defensa, en 2011 durante el mandato de Felipe Calderón, fue el primero en adquirir el software de origen israelí de espionaje cibernético denominado “Pegasus”.

¿Qué es Pegasus?

Es un programa desarrollado por la empresa israelí NSO Group, el cual permite a una agencia de Gobierno acceder a prácticamente toda la memoria del teléfono de un objetivo, incluyendo mensajes –SMS, WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería– y correos.

Este reportaje señala, al mismo tiempo, que Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública y brazo derecho de Calderón durante su gobierno, fue un actor destacado de la industria de las tecnologías de vigilancia de origen israelí, junto con su socio Mauricio Samuel Weinberg.

Por ello resulta irónico que, ya en el gobierno de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y todo su entorno fuera espiado mediante el uso de este software, pues se sabe derivado de esta investigación internacional que a partir de 2016 fueron ingresados a la plataforma, además de los números de Ricardo Anaya, los de Margarita Zavala, de Juan Ignacio Gómez del Campo y Mariana Gómez del Campo y, posteriormente en 2017 se añadió a Luisa María Calderón, y meses después se agregaron a la lista Jorge Camacho Peñaloza y Daniel Vázquez García, quienes jugarían un importante papel en la campaña de Zavala.

Inexplicablemente, Calderón condena el espionaje electrónico al declarar al medio que “aunque no me sorprende, me sigue pareciendo una injustificable violación a los derechos más elementos de libertad y privacidad (…) es inaceptable en cualquier caso, un signo ominoso y opresivo que dibuja vocaciones dictatoriales y antidemocráticas”, pues esto contrasta con el hecho de haber sido el primer gobierno en adquirir el software espía, pero además ahora es bien conocida la amplia y profunda red de espionaje tejida por García Luna.

Por otro lado, la investigación Pegasus Project revela que este método de espionaje fue utilizado por agencias del gobierno peñanietista contra los líderes del Partido Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), y hasta contra militantes de el propio Partido Revolucionario Institucional (PRI), tales como Manlio Fabio Beltrones durante su gestión como líder del senado y Emilio Gamboa Patrón mientras fungía como líder de la Cámara de Diputados, al tiempo que se espiaba a Claudia Ruiz Massieu y hasta el ahora presidente del PRI, Alejandro Moreno.

Esta vigilancia fue utilizada contra todo tipo de actores políticos: senadores, diputados federales y locales, militantes de todos los partidos, en total más de 50 mil datos telefónicos fueron seleccionados para su intervención por los clientes de la empresa israelí NSO Group, desarrolladora del programa que permite a una agencia de Gobierno acceder a prácticamente toda la memoria del teléfono de un objetivo, incluyendo mensajes –SMS, WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería– y correos.

“Después de entrevistar varias fuentes y analizar los más 15 mil números telefónicos de México, a los que Forbidden Stories y Amnistía Internacional tuvieron acceso en un primer momento, se pudo determinar, con un alto grado de certeza, que el Centro de Investigación en Seguridad Nacional (Cisen) –dependiente de la Segob, de Osorio Chong– fue la agencia del Gobierno de Peña Nieto que realizó la mayor parte del espionaje político”, señala Mathieu Tourliere.

Además es de destacar que en la nota firmada por el periodista Mathieu Tourliere se reporta que el Gobierno de Peña Nieto desplegó enormes recursos para espiar al actual Presidente Andrés Manuel López Obrador, a su esposa, a sus tres hijos, tres hermanos, amigos íntimos y a decenas de sus colaboradores más cercanos, durante la época en que el tabasqueño y su partido Morena estaban en pleno ascenso hacia la Presidencia de la República.

Con información de Sin Embargo