¡BASTA DE ATAQUES CONTRA GATELL!

Por: Rafael Redondo

Aunque la presencia del virus SARS COV2 que se ha dispersado por todo el planeta nos convierte irremediablemente en uno más de sus objetivos, tal parece que a casi diez meses de su arribo a México el 28 de febrero del 2020 muchas personas siguen en actitud combativa contra las autoridades de salud enfocando su rabia delirante contra el Dr. Hugo López Gatell. Como su actitud beligerante parece no cesar, les invito a revisar algunos puntos sobresalientes para que quienes critican, hoy sean criticados y asuman que, antes que los intereses privados que se han sentido lesionados por algunas políticas de este gobierno, antes que intereses políticos, antes que los beneficios ideológicos y quizá monetarios de una prensa sicaria e incompetente y antes que la soberbia y la ira de algunas personas está la salud de los mexicanos. También es saludable que asuman su carencia de herramientas para intentar evaluar acciones derivadas de la aplicación de ciencia donde los “choros” no funcionan.

EL PARADIGMA:
Los gobiernos y científicos del mundo se enfrentan a una enfermedad provocada por un virus de reciente mutación que ha colocado a la comunidad científica en la premura para desplazarse dentro de un túnel oscuro mientras que a los gobernantes los ha obligado a jugar al equilibrista para proteger la salud y la economía. Ambos han debido trabajar a marchas forzadas. Si un científico aún sigue descubriendo características de un virus, ¿Qué te hace pensar que tú puedes saber más sobre sus características y comportamiento? Si tú sólo eres médico especialista en epidemiología tu opinión es parcial y por tanto, no sirve. Si tú sólo eres político, economista o funcionario público tu opinión es parcial y por tanto no sirve. El problema es de tales dimensiones que necesita un abordaje multidisciplinario lo que implica reunir la experiencia y conocimientos no de individuos sino de equipos y alto grado de especialización. Aunque tus ataques se dirigen sólo hacia Gatell, él está dando la cara pero detrás, hay un equipo enorme de personas. Tú “solito” resultas obsoleto.
Me inclino a pensar que los críticos además tienen una suerte de miopía intelectual pues entre sus sugerencias más elaboradas está el encierro so pena de multas o cárcel; esta medida no sólo es la más obtusa, sino que con la evidencia de lo ocurrido en Europa al aplicar encierros obligatorios que no sólo no resolvieron la epidemia y derrumbaron las economías; además, provocaron un tercer problema, el descontento social. ¿Aún crees que la imposición es una salida?

TERRENO PROPICIO PARA EL DESASTRE:
Cada país posee realidad particular lo que modifica el escenario de acción del virus. Hagamos una revisión de realidad con la que le dimos la bienvenida al SARS COV2:

*Desde los años 90 los mexicanos modificamos nuestros hábitos alimenticios migrando hacia productos altamente procesados lo que derivó en una población obesa y un incremento exponencial de las enfermedades relacionadas como diabetes y problemas cardíacos.

*México tiene una población viviendo en pobreza o pobreza extrema desde hace décadas y como consecuencia, bajo nivel educativo, malos hábitos alimenticios y poca actividad física (principalmente en zonas urbanas).

*Un sistema de salud devastado y saqueado. Para mantener a flote la infraestructura de salud el gobierno contra reloj tuvo que reconvertir hospitales, contratar personal, comprar y posteriormente construir respiradores artificiales y a la fecha no hemos padecido la saturación de hospitales. ¿Se acuerdan del tan cantado “nos cayó como anillo al dedo”? Pues se refería a que la presencia de la pandemia exigiría al gobierno fortalecer a toda prisa un sistema deteriorado. Tú que sólo críticas y nada aportas, ¿Cómo propones una mejor solución a una infraestructura con esas características y con poco tiempo?

*Unos medios de comunicación comprometidos sólo con el dinero y con una evidente incapacidad informativa. Conductores de noticias, editores, reporteros y editorialistas que se quedaron atrapados en el pasado, que no se supieron adaptar a la revolución tecnológica, pero se aferran a los beneficios que obtuvieron en un pasado cercano en tiempo pero lejano en cuanto a los avances tecnológicos.

DE CÓMO PROTEGERNOS:
No hace falta más que tres acciones, basta un poco de información, un mucho de sentido común y aún más de voluntad porque, la responsabilidad de cuidarnos es nuestra, de cada ciudadano. No creo que a estas alturas de la historia necesitemos un látigo para que seamos capaces de asumir la responsabilidad de nuestra propia salud:

1.- Distancia social, la principal.
2.- Higiene de manos.
3.- El tan masticado tema des cubrebocas, herramienta con la que hay que tener cuidado porque;

A) al usarlo se puede caer en el exceso de confianza y olvidarse de la distancia social.
B) no todos los materiales protegen igual.
C) provoca que nos toquemos en exceso la cara y si no lavamos las manos podemos llevar el virus a ojos, nariz o boca.

Muchos medios han rumiado con el tema pero nunca hablan de los cuidados especiales que requiere su utilización.

NOS QUIEREN CONVERTIR EN RANA:
La evidencia de lo ocurrido en Europa con la imposición de restricciones produjo la proliferación de teorías de conspiración. Independientemente de las creencias de cada quien (que yo no comparto porque me parecen carentes de evidencia y sustentadas más en imaginación) lo importante es que en México se ha optado por restricción de incentivos para reunirnos y aplicación opcional de vacunas. Es decir, no ha existido desde el Gobierno Federal la opción de obligar a nada a los ciudadanos. ¿Te habías percatado de que esta medida nos ha ahorrado el problema de la inconformidad social?

INFORME DIARIO:
Desde enero antes de la llegada del virus, a finales de enero de este año el Presidente dispuso que se realizara un informe diario de una hora por televisión donde no sólo se nos habla no sólo de la evolución de la pandemia en México y en el mundo, sino que se abordan las artistas del problema. En ellas conocemos a varios delos miembros del equipo que está combatiendo la pandemia. Este servicio no lo tiene ningún país, es producto de la mente de López Obrador y del esfuerzo del equipo de salud quien diario se enfrenta a la prensa con preguntas de todo tipo y donde por cierto abundan los cuestionamientos más burdos y aún así, se les da una respuesta. ¿Cuántas conferencias has visto? Si no las ves, ¿con base en qué sustentas tu crítica?

VACUNAS:
La Secretaria de Salud a través de la Cancillería aceleró los trámites con varios laboratorios desde que las vacunas estaban apenas en planeación; es decir desde muy una etapa temprana y por ello hoy somos de los primeros países en contar con el producto. Por otro lado, en su primera reunión con el G20 AMLO propuso la gratuidad y universalidad de las vacunas, propuesta aceptada casi por unanimidad en la ONU. Tú qué críticas, ¿te enteraste de este hecho?, ¿tú lo habrías hecho mejor?

LOS CARROÑEROS:
Muchos medios se han dedicado a lucrar con la pandemia buscando audiencia y ganancias monetarias de entre la desgracia, entre la carroña; se han esforzado en demostrar su carencia de conocimientos sobre un tema estrictamente técnico y han sacado su ira siempre irracional hacia López Obrador. Los miembros de la prensa sicaria y/o incompetente a la que no le interesa la salud pública no se ha percatado que ha perdido toda credibilidad con un buen sector de la población por editorializar las notas de salud pese a no tener la formación necesaria para hacerlo. Aquí algunos ejemplos;

A) clamor por las pruebas. Aplicar pruebas indiscriminadamente no es viable y a menos que se introduzca en un frasco al sujeto sometido a la prueba, la simple aplicación no reduce el riesgo de contagio. ¡Error!
B) comparar con otros países. En su mentalidad anacrónica creen que todo se hace mejor en el extranjero. Esa mentalidad vieja, apestosa a naftalina les hace olvidar que la realidad de Corea no es la misma que la de Francia. ¡Error!
C) miden en unidades. Lo correcto es utilizar mediciones por tasa y por favor, mortalidad y letalidad no sin lo mismo, ¿en qué institución se formaron? ¡Error!
D) la Universidad Johns Hopkins. La deidad de los medios, su fuente preferida; sin embargo esta institución publica reportes que recuperan la información de los gobiernos. Es decir, sólo se dedica a reunir información pero no a producirla. Creer que existe una institución capaz de desplazar inspectores por todo el planeta con el objetivo de construir una investigación y supervisión detallada al momento en que la pandemia está viva, es como creer que se puede ir contabilizando fallecidos mientras ocurre el huracán. La temporalidad de los registros de errores en certificados de defunción, número real de infectados (dado el enorme número de asintomáticos) sucederá calmadas las aguas. No sé puede ser juez y parte. ¡Error!
E) el gobierno oculta las cifras. Quienes alimentan la base de datos son los estados no la Federación. ¡Error!
F) policías del cubrebocas. Ya mencionamos las reservas y cuidados acerca del uso del cubrebocas así que la vigilancia mediática extrema de si tal o cual personaje usa o no un cubrebocas resulta anodina. ¡Error!
G) los editorialistas. Los hay de todo tipo; “intelectuales patito” (un intelectual es Octavio Paz, con la pena ese es un nivel adecuado al mote y no abundan desafortunadamente los Octavio Paz), politólogos, egresados de la Carlos Septién, amigos de sus jefes, aventureros, etc. La mayoría monolingües o con un Inglés bastante cuestionable. ¿Alguno de ellos ha publicado, leído o entendido los reportes que aparecen en Journal of Biological Chemistry, Proceedings of the National Academy of Science o Angenwandte Chemie, Science, Nature, algunas de las revistas especializadas en ciencia que no publican en Español? Por lo pedestre de sus opiniones, porque no saben el significado de Ciencia puesto que olvidan que la ciencia se contruye con método, no con choro (un examen de Ciencias Sociales en la primaria lo resolvías con choro, uno de matemáticas, jamás), porque al criticar no aportan una sola propuesta sustentada en evidencia (si saben lo que no es correcto yo supondría que entonces tienen un comparativo y saben lo que sí es correcto) y porque aceptémoslo, esa generación de periodistas no tienen mucha formación, no hablan idiomas y no hay un periodismo especializado en ciencia o por lo menos no ha cobrado notoriedad en México, pongo en duda su capacidad, su formación e incluso su habilidad cognitiva. Quienes dan la cara y levantan la voz son únicamente prófugos del “Juay de rito”. Los que cuidan su credibilidad se abstienen pues saben que no tienen el nivel.
H) López Obrador es un ignorante. Bueno, quien trazó toda esta estrategia, dando prioridad a la ciencia, sin forzar medidas, con información cotidiana y cuya voz se escuchó internacionalmente fue López Obrador, ¿tú cuántas propuestas has hecho y han cobrado forma?
I) tardarán mucho las vacunas. ¡Me toca hasta mayo! ¿Algunos de estos arrogantes descerebrados ya tomó en cuenta que los laboratorios deberán producir producto para la población de todo el planeta y eso requiere un período prolongado?, ¿de verdad su nivel de raciocinio es así de estrecho?
Tal parece que la fuente de esta prensa es la fuente… de los deseos.

SÍNTESIS:
Espero que después de mencionar de manera muy superficial la complejidad del tema, a los “criticones” al menos les sonroje lo risible de muchas de sus quejas y valoren un poco a quienes trabajan por nuestra salud, empezando por el creador de esta estrategia quien desde el inicio decidió dejar en manos de científicos y no de políticos el problema y que se llama Andrés Manuel López Obrador. Asumir que el 80% de la responsabilidad del cuidado de la salud está en los ciudadanos y en este paquete caen los medios de comunicación así que como ciudadano, ¿Qué estás aportando para darle batalla al virus?
Reconocer el trabajo de todas estas personas nos lleva a otro nivel de reflexión, el de opacar la absurda creencia de que todo lo mejor ocurre fuera de México, ese afán por pisotear lo que se produce en México ya huele a podredumbre y más cuando el argumento trae consigo la frase “primer mundo”. Les aviso que hoy el primer mundo está en una situación peor a la nuestra. Así que los criticones no sólo merecen una risa por payasos; también merecen jubilarse pues pertenecen a una generación de malinchistas que demuestran poca dignidad hacia y por su país.

Mi padre un día me dijo una frase: “en la vida tú puedes creerte Superman sólo recuerda que en algún momento, alguien te va a pedir que vueles”.

Contacto: [email protected]

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea