SinLineaMX - Live

No es casual que la derecha esté exigiendo por todos los medios posibles que el gobierno cambie la estrategia de seguridad diseñada desde 2019 y que ha sido objeto de ataques permanentes por parte de los medios hegemónicos.

La información efectista que se publica sobre el comportamiento de los homicidios dolosos en México, que lleva el fin de alarmar en forma momentánea a las audiencias para provocar una reacción negativa hacia la estrategia de seguridad del gobierno federal, evita llevar a cabo un análisis pragmático de los resultados positivos que dicha estrategia está presentando.

Realizando un comparativo simple entre las cifras de homicidios dolosos registradas al cierre del gobierno de Peña Nieto, en 2022 el promedio mensual de los registros relacionados con este delito disminuyó un 27.7%, pasando de 2,997 homicidios en 2018 a 2,168 en los 5 meses transcurridos entre enero y mayo de 2022.

Asimismo, comparándolo con el nivel más alto alcanzado en el promedio mensual de este delito, que sucedió en 2020, la disminución es de 28.9%, pasando de 3,084 en 2020 a los 2,168 de 2022.

Estas cifras revelan el despropósito que tiene la exigencia que hace la derecha al gobierno para modificar la estrategia aplicada; quieren que se cambie porque está funcionando y manipulan las cifras para confundir a las audiencias.

Este año el promedio mensual es de 829 homicidios menos cada mes de lo que era en 2018 y de 916 menos de los registrados en 2020.

Si no fuera claro que, para la derecha, la única esperanza de permanecer en el escenario político depende de que al gobierno le vaya mal, porque ellos no saben hacer nada para que a sus partidos les vaya bien, no se entendería para qué quieren cambiar algo que está funcionando eficazmente.

Sus encabezados anuncian que mayo fue el mes más violento de 2022, pero no dicen que 2022 está siendo el año menos violento desde 2017. La realidad es que la derecha está aterrada porque ve que la estrategia funciona.