Durante la celebración del Día del Maestro, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un aumento salarial para los docentes de México.

“Se prevé un aumento escalonado de tres, dos y uno por ciento para salarios menores a los 20 mil pesos mensuales, beneficiando con el mayor porcentaje a quien menos recibe, que alcanzará un salario mensual promedio de 14 mil 300 pesos. En promedio con ingresos menores a 20 mil pesos mensuales observarán un incremento de 7.5 por ciento”.

Por su parte, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez informó que dicho aumento salarial será formalizado este lunes por la Secretaría de Hacienda.

El presidente López Obrador reconoció que tanto el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación como a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación lucharon contra la privatización de la educación.

“Hay que reconocerles que en los momentos más difíciles, cuando estaba en su apogeo el neoliberalismo, cuando estaban queriendo privatizar la educación, ellos estaban en la calle luchando y protestando”.

El dirigente del SNTE, Alfonso Cepeda, que pidió revertir la reforma “neoliberal” aprobada en 2007 que impuso las pensiones individuales, a fin de que se vuelva al transitorio anterior que permitía a los maestros tener un esquema colectivo.

Asimismo, también le pidió que se equiparará a los maestros en los topes máximos de pensiones que en la actualidad es de 10 Unidades de medidas Administrativa, en tanto que quienes cotizan en el IMSS alcanzan hasta 25 UMAs.

“Me lo llevo de tarea”, acotó el presidente.

El mandatario señaló como eje el humanismo para dejar atrás la impartición de contenidos del periodo neoliberal. “Queremos una formación orientada al humanismo, que nada humano nos sea extraño. Que en todos los libros aunque se trate de ciencias naturales haya un tronco común que sea el humanismo. Que primero nos formemos como buenos seres humanos, buenos científicos, eminencias, que no abandonemos el humanismo. No queremos inventores de bombas atómicas, No, queremos creadores de fraternidad”, Queremos una sociedad más humana más fraterna, por eso los cambios en los contenidos educativos”.

Finalmente, el presidente López Obrador enfatizó en la responsabilidad del estado de garantizar la educación gratuita en todos los niveles. Si bien se respeta a quienes quieren pagar la escuela privada, el Estado tiene ese deber porque “la educación no es de ninguna manera un privilegio.