ASF reportó que gobierno de Cabeza de Vaca compró armas y municiones sin reportarlas

Siguen las malas noticias para el panista Francisco Javier Cabeza de Vaca.

De acuerdo a un reporte de la Auditoría Combinada de Cumplimiento y Desempeño 2019-A-28000-21-1240-2020 1240-GB-GF, de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se reportó que, en 2019, el gobierno de Tamaulipas, de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, compró armas y municiones sin reportarlas.

De igual manera se da a conoce que el gobierno del estado, tampoco proporcionó el convenio interinstitucional que debió haberse formalizado entre la Secretaría de la Defensa Nacional y la entidad federativa para la adquisición de las armas y municiones, derivados del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los estados y de la Ciudad de México.

“Se determinaron incumplimientos de la normativa en materia de transferencia de recursos; destino de los recursos; adquisiciones, control y entrega de bienes y servicios, y transparencia; en virtud de que se reintegraron extemporáneamente a la Tesorería de la Federación los recursos asignados no comprometidos al 31 de diciembre de 2019 y no pagados al 31 de marzo de 2020, así como los rendimientos financieros no pagados a esta última fecha”. Tampoco se presentó evidencia de la entrega-recepción de los bienes, por 11 millones 231 mil pesos”.

Además se señala que “no se publicaron los resultados de la evaluación a los recursos del fondo ni se informó sobre las personas que realizaron dicha evaluación”. Establece que “se determinaron montos por aclarar de 11 millones 231 mil 75.98 pesos”.

La ASF agrega que realizó observaciones por un monto de 1,449 millones 342 mil 201.97 pesos pendientes por aclarar, y señala que “se identificaron 62 categorías que corresponden a 7 mil 544 empleados, los cuales no fueron identificados de acuerdo con el catálogo de categorías y puestos autorizados, y que representan un daño al erario de 693 millones de pesos”.

Además, “se encontró que el gobierno de Tamaulipas realizó pagos por encima del tabulador de sueldos, por 640 millones de pesos”.

Cabe recordar que el gobernador de Tamaulipas está acusado por la Fiscalía General de la República de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal.
Y tiene en su contra un proceso para posible desafuero para enfrentar los cargos.

Con información de El Financiero