Al ser cuestionado, durante la conferencia mañanera, sobre el posicionamiento que, mediante un comunicado, expresó el Episcopado Mexicano, en el que rechaza la iniciativa de reforma a la Ley Electoral, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se limitó a recordar la frase del ex director técnico de la Selección Mexicana de Futbol, Bora Milutinović, cuando dijo que: “Yo respeto, respeto y además somos libres, en las dictaduras no se puede opinar”.

“Nosotros somos respetuosos de todas las iglesias y de los libre pensadores. Es su visión y la respetamos, aunque no estemos de acuerdo con ese punto de vista. Solo es cosa de que se diga que la palabra democracia se compone de dos partes, demos, es pueblo, cratos es poder, agregó.

Y es que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) emitió un comunicado donde expresan su “más amplio reconocimiento” al Instituto Nacional Electoral (INE) y se dicen “preocupados” por la iniciativa de reforma a la Ley Electoral que en este momento se discute en el Congreso de la Unión, al considerarla “un agravio” a la vida democrática de nuestro país.

Ante eso, el mandatario recordó que la democracia es el poder del pueblo, pero hay quienes quieren que nada más haya poder sin el pueblo y por eso aprovechó para elogiar el trabajo del papa Francisco.

“Este papa Francisco es otra cosa, está a favor de los pobres, no tiene que ver nada con la iglesia de las élites, nada que ver con aquella iglesia que condenó a Hidalgo, el padre de nuestra patria, y con la iglesia que tiene ínfulas con las élites del poder. Francisco es un auténtico un verdadero cristiano”, puntualizó.