Anaya presentará pruebas de su inocencia en mini serie de 4 capítulos (VIDEO)

En un nuevo intento por ganar simpatías, el ex candidato presidencial por el Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, insiste en litigar el señalamiento de la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntamente haber recibido un soborno de  millones 800 mil pesos como pago por haber maniobrado y votado a favor de la reforma energética peñanietista.

Y es que esta mañana circula en redes sociales un nuevo video del ex diputado panista en donde hace una efusiva defensa de su persona, en el que asegura que el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo quiere “meter al bote por 30 años” por medio de un pacto “fuchi, caca” con el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Debido a la cercanía de su audiencia, programada para el próximo 4 de octubre, Anaya busca el favor de la opinión pública, por lo que anunció que difundirá, además del presente, otros varios videos donde “comprobará” su inocencia y “demostrará” la corrupción y mentiras del primer mandatario.

“Publicaré una serie de 4 capítulos para demostrar que López Obrador me quiere meter a la cárcel 30 años con PURAS MENTIRAS. Andrés Manuel, te convertiste en lo que tanto criticabas: en un mentiroso y corrupto vulgar, en un tirano que tuerce la justicia para venganzas personales”, se lee en el mensaje de Twitter introductorio al extenso video.

En una defensa evidentemente mediática, pues todo lo que diga y exponga por este medio no tiene ninguna validez legal en la causa por corrupción que pesa en su contra, el panista señaló que recibió el expediente de su caso, que consta de  76 cajas, que contienen 135 mil 388 hojas de documentos, que él califica como mayormente constituidos de  “paja”

“Yo creo que pensaban que no las iba a leer. Mira, la verdad yo nunca fui el más simpático de la escuela, pero siempre fui bien matado, y sí leí las toneladas de papel que me entregaron estos sinvergüenzas”, dijo.

En el video muestra un documento que él dice proviene de la FGR, donde según Anaya se señala que recibió el soborno el 8 de agosto de 2014, día en que se encontraba en una boda en Querétaro, y es por eso que, a su juicio “habrían hecho” que Lozoya cambiará su declaración, “ya no por el 8 de agosto, sino por la primera semana de agosto para que cuadrara la versión”. Sin embargo, como si ésto le impidiera recibir el pago por servicios prestados, en agosto de 2014, él ya no era diputado, pues pidió licencia en marzo. “O sea, son tan mensos que en la misma carpeta está la prueba que demuestra mi inocencia”.

Sin aclarar que en una operación ilegal se busca activamente no dejar registros de ningún tipo, el indiciado argumenta que la propia Cámara de Diputados reconoció recientemente que no existe registro alguno de que él, Norberto Gallardo y Osiris Hernández estuvieran en el estacionamiento de la Cámara de Diputados la primera semana de agosto de 2014; lugar y fecha del presunto soborno.

Obviando que quien le entregaría el soborno de ninguna manera acudiría a una cita de este tipo en calidad oficial, Anaya agrega que “también pregunté si, como dice Lozoya, el señor Gallardo, como miembro del Estado Mayor Presidencial, podía tener acceso a la Cámara. ¿Y qué creen que me respondieron? Que ningún miembro de agrupamiento policiaco y ningún vehículo con funciones de escolta puede entrar, porque está prohibido en los lineamientos de la Cámara de Diputados”.

En un final de teleserie, que pretende ser de impacto mediático y generar altas expectativas, Ricardo Anaya concluye: “Andrés Manuel, te has convertido en lo que tanto criticabas: en un mentiroso y corrupto vulgar, en un tirano que tuerce la justicia para sus venganzas personales. Ahora, si creen que lo que les presenté hoy es contundente, espérense a ver lo que voy a presentar mañana”.