AMLO señala que Corral daba información de seguridad al PAN; adelanta ‘limpia’ en Conagua

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador reviró las afirmaciones del Gobernador panista, Javier Corral, quien acusó que hay autoritarismo por parte del Gobierno Federal al abandonar la mesa de seguridad en represalia por el conflicto del agua en la presa La Boquilla.

Reiteró que hay “cuestiones políticas” implicadas en el conflicto de Chihuahua. “Tomaron este asunto como bandera. Intervienen intereses de quienes acaparan el agua en Chihuahua, hay nogaleros, de presidentes municipales, está ahí Gustavo Madero, que aspira a ser candidato a gobernador”.

Por lo que esta mañana, el mandatario federal informó que la decisión de levantarse de la mesa de seguridad que se tenía con el Gobierno de Chihuahua, fue una medida para evitar que información importante se revelara a líderes del PAN en ese estado.

López Obrador señaló que no se está politizando el tema, pero sí dejó claro que tienen que definir posturas:

“¿Cómo vamos a tratar temas de interés nacional, cuando se está conspirando en estas reuniones?, toda la información que se daba a conocer de inmediato la sabían los dirigentes de este partido, entonces no. Las presas son sitios estratégicos que tienen que ser resguardados”.

Desde Palacio Nacional, el mandatario federal reiteró que el Tratado de Aguas con Estados Unidos se debe cumplir y afirmó que el gobernador, en lugar de ayudar a que se cumpla con el acuerdo, se opuso. De lo que le corresponde entregar a Chihuahua, solo se ha entregado 55% y los otros estados ya entregaron el 100%. “Esto es porque hay elecciones en Chihuahua”.

Adelantó que habrá cambios en la Conagua “porque estaba tomada por un partido”. Señaló que “las presas son sitios estratégicos por lo que la Guardia Nacional debe resguardarlas, como a las refinerías”.

Por lo que el presidente López Obrador acusó al panista de “irresponsable” pues dijo que por temas electorales está poniendo en riesgo la relación entre México y Estados Unidos.

El mandatario federal dijo que “ya existe un reclamo por parte del gobernador de Texas, Greg Abbot, ante la oficina de Mike Pompeo por el incumplimiento de este acuerdo que implica que México dé una cuota de agua de los ríos fronterizos”.

Los otros estados ya entregaron su parte, el gobierno de Corral se ha resistido y solo ha entregado el 50% de lo acordado.