Durante la conferencia mañanera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado una vez más sobre las criticas desatadas por la renuncia del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, por lo que el mandatario reiteró su gran respeto para el ahora exfuncionario, señalándolo como una persona recta y profesional, sin embargo aclaró que en su gobierno no podemos tolerar ningún acto de extravagancias, ningún acto que vaya contra la austeridad republicana”.

El Jefe del Ejecutivo señaló que, en estos tiempos, así como la humildad es poder, la buena fama pública también o es, por lo que todos los funcionarios deben apegarse a la austeridad republicana y aprender a vivir en la justa medianía.

“Es Juárez, el funcionario tiene que aprender a vivir en la justa medianía, nada de lujos, de extravagancias, porque la gente está harta de eso, de como apenas llegaban a los cargos, ni si quiera cargos muy elevados, sino a la dirección de administración de los baños públicos, y no estoy hablando al tanteo, se peleaban allá en la CDMX por ese cargo, porque era fuente de corrupción y apenas ocupaban ese cargo y a los dos meses las fiestas… cambiaban de automóvil y a los dos años a cambiarse de colonia… eso se termina, el servidor público tiene que actuar entendiendo que es un postulado, que es un servicio lo que se presta”, comentó.

López Obrador abundó indicando que todo el mundo tiene derecho a comprarse vehículos de lujo y residencias, pero no en el servicio público y por eso “yo no le llamo funcionario, sino servidor”.

“No desacreditamos, porque además no es una gente con malos antecedentes, es una gente íntegra, a Santiago, sino a las circunstancias y no podemos nosotros tolerar nada. Porque imagínense nuestros adversarios, los conservadores, los corruptos que no quieren que se lleven a cabo las transformaciones, estarían dale y dale con eso, queriendo quitarnos autoridad… porque nuestros adversarios, no hacen diferencias, no separan, no es Santiago, somos nosotros, es el presidente”,  agregó.

Luego de aclarar que Santiago Nieto fue quien presentó su renuncia al darse cuenta de que sus acciones podían perjudicar a la actual administración, y al ser cuestionado sobre un posible retorno del exfuncionario al servicio público, el Presidente comentó que habría que esperar un tiempo, pero sobre todo, a la opinión de la gente, pues el pueblo es el que decide.