El pasado 8 de marzo, en el marco del “Día Internacional de la Mujer”, el comediante José Manuel Torres Morales, mejor conocido como en el mundo de las redes sociales como Chumel Torres, fue denunciado ante la Fiscalía General de la República por la Senadora de Morena por Estado de Chihuahua, Bertha Caraveo, por el delito de violencia política de género.

En uno de sus programas transmitido en YouTube, Chumel se refirió a la Senadora Caraveo con un lenguaje altisonante y despectivo por manifestar en el Senado su filiación política por el proyecto el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cabe mencionar la Senadora de Chihuahua está en su derecho de manifestar su filiación política, pues es un derecho que le concede tanto la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Artículo 6°), como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Artículo 2°, num. 1; Artículo 19°), por lo que

Sus declaraciones no deben ser objeto de ningún tipo de ataque o inquisición.

Por otro lado Chumel Torres no solo incurrió presuntamente en el delito de violencia política de género pues se refirió a la Senadora, entre otras palabras, como “mamacita”, sino que además

Violó el Art. 6° Constitucional en materia de libertad de expresión porque, aunque es cierto que dice que nadie será objeto de la inquisición de sus ideas, también es igual de cierto que esta libertad se limita cuando afecta a los derechos de terceras personas.

Artículo 6o. La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ATAQUE A LA MORAL, LA VIDA PRIVADA o los DERECHOS DE TERCEROS, provoque algún delito, o perturbe el orden público.

De acuerdo a lo que dice este Artículo 6° Constitucional, CHUMEL TORRES ATACÓ LA MORAL, no solo al usar palabras antisonantes en un medio masivo de comunicación sino también por motivar y permitir las risas de su equipo en tono de burla dentro de la transmisión; asimismo ATENTÓ CONTRA LA VIDA PRIVADA Y LOS DERECHOS de la Sen. Caraveo, pues utilizó lenguaje misógino para referirse a ella como mujer y prácticamente le dijo que no tiene derecho a expresar su preferencia política de manera alguna solo por estar en el Senado de la República, esto último pese a que legisladores de oposición constantemente hacen referencia a su filiación política de derecha al atacar en la tribuna al Presidente de la República.

El autodenominado “chumibebé”, en lugar de estarse jactando de ser tendencia en redes sociales y responder con lujo de prepotencia, debería de agradecer que aún no haya sido denunciado también bajo la premisa constitucional del Art. 6° y ya encarrerados, pues se asume amigo de personajes como Joaquín López Dóriga, debería preguntar al también autodenominado “teacher” si las declaraciones que hizo en su programa están fuera de la ley y de toda lógica en materia de derechos humanos o si son correctas.

La denuncia de Bertha Caraveo no es de ninguna manera un atentado a la libertad de expresión y mucho menos persecución política

Pues Chumel Torres tiene decenas de acusaciones en redes sociales en su haber porque dentro de su limitada inteligencia cree que libertad de expresión es igual a poder insultar, agredir y humillar sin importar que esto afecte los derechos de otras personas a una vida libre de violencia.

Cabe mencionar que la FGR ya respondió a la denuncia de la Sen. Caraveo, donde reconoce su calidad de víctima y su derecho acceder a todo el apoyo que requiera para, de ser necesario, recuperar su tranquilidad personal, así como la asesoría legal que corresponda y requiera.

A continuación, estimado lector, le dejo un video en el que se compara el concepto de libertad de expresión de Chumel Torres y el concepto de libertad de expresión del actor Tenoch Huerta en el marco de la conferencia sobre discriminación que les fue cancelada por el CONAPRED y que fue llevada a la plataforma racismo.mx

Así las cosas

@Cr_Politico