Al inaugurar la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó este sábado a los países de Centro y Sudamérica, así como del Caribe, a construir una comunidad económica similar a la que dio origen a la actual Unión Europea, en un llamado inscrito en un renovado ímpetu de la política exterior mexicana.

El progreso sin justicia es retroceso. Se trata de ir hacia la modernidad, pero forjada desde abajo y para todos, dijo el Jefe del Ejecutivo federal mexicano este sábado ante líderes en la cumbre de la Celac, pero que este ideal sólo sería poible bajo tres principios básicos: la no intervención y la libre autodeterminación de los pueblos, la cooperación para el desarrollo y la ayuda mutua para combatir la desigualdad y la discriminación.

Como una extensión de su pronunciamiento por abandonar la OEA y construir una nueva relación entre los países del continente, el primer mandatario mexicano hace el llamado a Estados Unidos y Canadá a una integración económica y a terminar con bloqueos y malos tratos.

El llamado a las dos naciones del norte, incluyó también la propuesta de un acuerdo económico de la región para fortalecer el mercado interno del continente, al afirmar que este es deficitario con Europa y Asia, por lo que propuso la firma de un acuerdo entre los países de la región con Estados Unidos y Canadá, con el objetivo de fortalecer el mercado interno del continente, el cual, dijo, “es deficitario con Europa y Asia”.

El presidente López Obrador señaló que los Estados Unidos desde 1961 no invierte en cooperación y desarrollo, excepto en los últimos 10 años en los que sólo ha invertido 10 mil millones de dólares para beneficio de los pueblos de América Latina y el Caribe, por lo que es hora de “despertar del letargo” por lo que es necesario reactivar pronto la economía de los países de la región “para construir en América lo que consumimos” y resaltó que se cuenta con la fuerza de trabajo, además de un buen desarrollo tecnológico. “Somos un continente rico en recursos naturales, con amplia diversidad cultural, y las distancias entre países permiten ahorrar en fletes y existe suficiente demanda de mercancías”.

Dijo que sería un gesto de “buena voluntad” que Estados Unidos donará vacunas contra la COVID-19 a países de la región que no han tenido la posibilidad de proteger a sus pueblos contra el coronavirus.

El mandatario mexicano señaló que para lograr la propuesta, se requiere de una planificación conjunta y la cooperación de organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para promover la comunidad económica en la región.