SinLineaMX - Live

Durante la conferencia mañanera de este miércoles, el Presidente Andrés Manuel López Obrador amplió los detalles sobre su próxima propuesta de Reforma Electoral, en los que incluye la desaparición de legisladores plurinominales, para que todos sean electos mediante votación popular.
Además se contemplaría, reducir a la mitad el presupuesto del Instituto Nacional Electoral (INE) y de los partidos políticos.

Con respecto a la Reforma Electoral, el Presidente reiteró la necesidad de elegir por voto directo a los consejeros electorales y magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pero también buscar federalizar todo el proceso electoral, con un solo órgano.

“Si, vamos a analizar la posibilidad de que se federalice, que sea un órgano el que lleve a cabo todas las elecciones. Precisamente para que no haya doble gasto porque hay duplicidad. Podría tenerse, si hay una reforma constitucional, un solo órgano electoral federalizado”, dijo.

Así mismo, la propuesta de reforma constitucional que enviará el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados, contemplará la radical disminución del número de legisladores plurinominales, o quizá hasta su desaparición, para que todos sean electos mediante votación popular.

“Es reducir, nada más que todavía estamos en el análisis si quedan nada más legisladores electos, se está viendo eso. Pero de que va a haber una disminución, sin duda”, señaló el Jefe del Ejecutivo Federal.

Pero la propuesta de Reforma Electoral contemplaría además, una fuerte reducción del gasto dedicado a partidos políticos y al Instituto Nacional Electoral, pues en su conjunto provocan que el costo unitario por voto emitido en nuestro país, se de los más caros del mundo, incluyendo los Estados Unidos.

“Lo mismo en el caso del dinero a los partidos políticos y al funcionamiento del INE, cuesta mucho, es el organismo electoral más caro del mundo y además sin confianza”, denunció.

Es por ello que, indicó, no es suficiente la reducción de los presupuestos asignados al árbitro electoral y las autoridades encargadas de su calificación, sino que también es necesario federalizar todo el proceso electoral.