Adiós a pensiones, escoltas, viáticos, gasolina; con nueva Ley de Austeridad Republicana

El próximo lunes los diputados prevén aprobar la Ley de Austeridad Republicana, la cual solicitó el presidente Andrés Manuel López Obrador, esto con el fin de acabar con los bonos a funcionarios, estímulos, comisiones, compensaciones o percepciones extraordinarias al salario y que estén fuera de los tabuladores.

Las comisiones unidas de Hacienda y de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara Baja a través del documento que planean aprobar también describen que los diputados laborarán de lunes a sábado en los términos y condiciones que fije la normatividad correspondiente.

Además se prohíbe asistir al trabajo en estado de ebriedad, así como fiestas con bebidas alcohólicas en las dependencias. Tampoco pueden recibir regalos, viajes, servicio, cargo o comisión con motivo de “desempeño de su trabajo”.

De acuerdo con El Universal, que posee una copia de este documento, también se menciona que pretenden terminar con la prepotencia, dar un trato digno y respetuoso a los ciudadanos, no cerrar calles, respetar semáforos o estacionarse en lugares prohibidos.

Se acabará el nepotismo, amiguismo o compadrazgo, ya que no podrán intervenir para que se contrate como personal de confianza, de estructura, base o por honorarios a personas con quienes tengan lazo de parentesco por consaguinidad o vínculo de matrimonio o concubinato.

Los boletos de avión en primera clase y renta de aviones privados, así como carros de lujo también finalizan.

Por otro lado, no podrán contratar de seguro de gastos médicos privados, de vida o pensiones, distintos a lo establecido en las leyes de seguridad social correspondientes.

No se autorizará pensiones de retiro al titular del Ejecutivo, a los miembros del Congreso de la Unión, magistrados del Circuito, jueces de Distrito, consejeros de la Judicatura Federal y magistrados electorales, diferentes a las provistas por el ISSSTE, correspondiente al seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez.

A los ex presidentes que se les haya dado algún bien que forme parte del patrimonio federal, deberá devolverlo. El uso de escoltas queda estrictamente para casos muy necesarios.

Finalmente, en el caso de fideicomisos desaparecerán, al igual que los contratos análogos con recursos públicos en salud, educación, justicia, seguridad social y pública.

Con información de El Universal.

error: Content is protected !!