“Tenemos que ver hacia el sur y no darle la espalda a los países de nuestra América”, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, al hacer un recuento de su gira por Centro América y el Caribe, pues nuestro país mantiene su propuesta de buscar la integridad y unidad de todo el continente, ya que América Central y Cuba ven a México “como un hermano mayor” y además está sobre la mesa la propuesta de la integración de Norteamérica y quizá del continente, tal como lo hizo la Unión Europea.

El mandatario informó que, entre los acuerdos logrados con la República de Cuba, está la contratación de 500 médicos cubanos, para que apoyen en las zonas más vulnerables de México y así ayudar a resolver el déficit de éstos profesionales, provocado por las anteriores administraciones, así como también viajarán a la isla varios médicos mexicanos para formarse en especialidades en las que Cuba esta a la vanguardia.

En el mismo acuerdo, México se comprometió a adquirir vacunas contra el Covid especialmente desarrolladas para su aplicación en personas menores y así lograr la aplicación del antígeno en ese segmento poblacional a la brevedad posible, quizá antes de que termine agosto.

“Son vacunas para niños, para pequeñitos, básicamente para covid, de dos años en adelante en una primera etapa”, explicó.

El titular del Ejecutivo señaló que este martes, en el informe semanal de salud, se ampliará la información al respecto y aclaró que el biológico cubano se complementará con vacunas fabricadas específicamente para menores por otras compañías farmacéuticas.

Durante su visita a Cuba, López Obrador se reunió con el ex presidente de aquel país, el Comandante Raúl Castro, quien ya se encuentra en retiro, pues lo considera “parte de la historia”, al tiempo que señaló que “Quiero también expresar abiertamente mi gran satisfacción por constatar que Cuba tiene un extraordinario presidente: Miguel Díaz-Canel. Un hombre honesto, trabajador, humano, una muy buena persona, un buen servidor público y un buen ser humano y eso me dio mucho gusto. Porque se trata de un pueblo, de un país hermano”.

López Obrador se dijo consciente de lo que provoca en muchos sectores de México sus palabras en favor de Cuba y su proceso revolucionario, “pero nosotros venimos de un movimiento en el que siempre hemos luchado por la igualdad, por la justicia y por la independencia de los pueblos. No olvidemos los principios constitucionales de nuestra política exterior: no intervención y autodeterminación de los pueblos”.

Y es por ello que reiteró su petición al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de no excluir a ninguna nación de la Cumbre de las Américas, a realizarse en junio próximo en Los Ángeles, California.

“Siempre que hablo con el presidente Biden sale el tema de que es una relación entre iguales. Y que ellos son respetuosos de la soberanía de México. Y nosotros queremos ayudar para conseguir la unidad. Estamos planteando que así como se constituyó primero la Comunidad Europea, que se convirtió en Unión Europea, así queremos la unidad de todo el continente Americano. Una especie de Unión Europea en América, también por eso estamos planteando que la próxima Cubre que se celebrará en Los Ángeles se invite a todos, que nadie excluya a nadie. Que podamos dialogar, aceptar nuestras diferencias, pero también llegar a acuerdos en todo lo que nos une y nos puede ayudar, beneficiar, fortalecer como región en el mundo, eso es nuestro planteamiento básicamente”, dijo.

Finalmente sobre su gira, agradeció al gobierno cubano por el obsequio a nuestro país de un arma que Francisco I. Madero había regalado al general Francisco Villa, pero que hasta hoy se encontraba en posesión del historiador cubano Eusebio Leal, narrando posteriormente la historia sobre el artefacto, que “está lleno de significados”.